La diputada federal condenó los hechos registrados en el nosocomio, donde se llevó a cabo una pelea a golpes

Jesús Lemus

José Alvarado Parrada Salazar, directo del Hospital de San José en Puebla, tiene que ser destituido del cargo tras la trifulca que se vivió en el nosocomio, donde empleados acusan que no tienen herramientas para atender y protegerse del COVID-19.

Así lo pidió la diputada federal del PES, Nayeli Salvatori Bojalil, quien lamentó que no haya los escenarios adecuados para proteger a los empleados de este hospital, ubicado en la ciudad de Puebla.

Añadió que los pocos insumos que se tienen para enfrentar la pandemia, se entregan a cuenta gotas para que los trabajadores realicen su labor, que por eso los mismos se manifestaron dentro del Hospital San José.