Napito afirmó que los conflictos injustos contra su persona quedaron atrás y le abrió la puerta a la reconciliación

Huffignton Post

El líder minero Napoleón Gómez Urrutia festejó junto con mineros canadienses y mexicanos tras su toma de protesta como senador de Morena para la LXIV Legislatura. Tras 12 años de autoexilio en Canadá, Napoleón Gómez Urrutia, ofreció una conferencia de prensa, en la que aseguró que a partir de ahora será senador, pero también continuará como líder minero pues sabrá cumplir con su responsabilidad en ambos cargos. Asimismo, afirmó que los conflictos injustos contra su persona quedaron atrás y le abrió la puerta a la reconciliación con los políticos y empresarios que orquestaron los señalamientos en su contra por el presunto desvío de 55 millones de dólares de un fideicomiso de trabajadores mineros. La reconciliación está abierta, pero a estos personajes no les ha caído el 20 que este país ya cayó y que se dejen de lanzar difamaciones, no van a llegar a ningún lugar más que al fracaso”, Y agregó que el conflicto que lo persiguió, buscaba atacar a los trabajadores mineros mexicanos, sin embargo, expresó: Atrás han quedado todas esas actitudes perversas que trataron de deformar la realidad del país, del sindicato minero y de la democracia en México”, El ahora morenista se dijo contento de su regreso a México y reconoció el apoyo de los grandes dirigentes mineros del mundo. También externó que con su trabajo como senador buscará que se haga respetar el Estado de derecho para todos los mexicanos, así como buscará contribuir y ayudar a la transformación económica y política del país.