El español consiguió su décimo título en Italia, tras ganar ante Novak Djokovic en tres sets

 

Odemaris González 

Rafael Nadal se coronó con su décimo título en el Masters 1000 de Roma, después de vencer a Novak Djokovic, convirtiéndose en el número uno en el ranking al defender su título. El tenista español, con el puesto número 3 en el ranking mundial, empató los 36 triunfos de los Masters 1000 del serbio en un tiempo de dos horas y cuarenta y nueve minutos con un 7-5, 1-6 y 6-3. 

El foro italiano, donde se tuvo un acceso de 2 mil 917 aficionados, un poco menos del 25% del aforo total, fue sede del clásico más popular del tenis moderno, con su edición 57 en el duelo del español, Rafael Nadal y el serbio, Novak Djokovic, llevándose la victoria, Nadal; ambos jugadores se llevaron 15 de las últimas 17 partidas en Roma, Italia.

Djokovic inició el duelo, librándose con 2-0, sin embargo, Nadal regresó ese quiebre de inmediato, con más calma y conciencia de la que mantuvo Djokovic, obteniendo una mano similar gracias a sus tres juegos seguidos desde el 4-5 al 7-5, para generar una valiosa ventaja, después de una hora y quince minutos.

El tenista, de origen serbio, se notaba fastidiado, ya que lanzaba gritos fuertes a sus entrenadores, con un cambio fuerte de actitud en su segunda manga y con dos quiebres en el cuarto y sexto juego, volviendo a establecer un empate de 6-1 en 44 minutos.

La intensidad competitiva junto con el ritmo se disipó en la tercera manga empatada hasta el 2-2, cuando se alcanzó el momento clave del partido. Rafael necesitó librar dos bolas de rotura, con un revés maravilloso en una, ganando el partido con su gran derecha, la cual celebró con un “vamos” en lo alto. 

Luego de casi tres horas de enfrentamiento, el tenista español recuperó su mejor nivel que lo llevó a colocarse 5-2, obteniendo una excelente superioridad que mantuvo hasta el final del encuentro.

Con este título, Nadal suma diez en Roma y lo confirma como el tenista favorito para el torneo Roland Garros que dará inicio dentro de dos semanas y que intentará conquistarlo por catorceava vez.