Este lunes una de las torres del puente de Chirajara, ubicado en el kilómetro 62 de la vía Bogotá – Villavicencio colapsó, lo que causó la muerte de nueve personas y ocho heridas, seis de las cuales se encuentran hospitalizadas en el municipio de Caqueza, otra en la capital del Meta, mientras que otra fue trasladada a la ciudad de Bogotá.

El accidente, ocurrido a eso de las 11:50 de la mañana, pudo haber sido peor, de no haber sido por una capacitación de seguridad industrial que se le estaba dictando a la mayoría de los obreros de la obra al otro lado del puente.

El puente de la quebrada Chirajara estaba en construcción y era una estructura con sistema atirantado de tres luces distribuidas para un total de 458,47 metros de longitud, se componía de dos torres en forma de diamante, de las cuales salían de cada 13 pares de tirantes hacia los extremos y 19 pares de tirantes hacia la luz central.

Ante esta situación, las autoridades ordenaron el cierre de vía desde el peaje de Naranjal hasta Buenavista, con el fin de permitir la movilidad oportuna de los organismos de emergencia que atienden la situación.

El accidente ocurrió en el sector conocido como Chirajara, una zona muy montañosa, el viaducto es del tipo atirantado y tiene 446 metros de longitud. Este tramo de la obra se construye a una altura de más de 280 metros y que estaba previsto que fuera entregada a finales de marzo próximo.

La concesionaria encargada de la obra, emitió un comunicado en el que se aseguró que las causas del colapso aún se desconocen y son materia de investigación.