En una comunidad indígena de San Isidro Zoquiapam, en Oaxaca una persona murió y 16 fueron hospitalizadas luego de que un curandero les inyectó un medicamento que según él, los curaría de diversas enfermedades.

 

El 6 de noviembre un sujeto llegó al hospital y se presentó como médico naturista, este ofreció un producto envasado en un frasco de color rojo asegurando que los curaría de diferentes padecimientos.

 

Las personas interesadas permitieron ser inyectadas por el “médico naturista” con dicha sustancia mágica, pero fue cuestión de horas para que el glúteo comenzara a inflamarse.

 

Uno de los hombres que dejo que le realizara este procedimiento falleció en el hospital, cuatro fueron ingresados como graves y otros más se encuentran en vigilancia médica.

 

Entre los afectados de gravedad se encuentra un niño, dos jóvenes y un adulto, quienes sufrieron de abscesos en el glúteo, lugar donde fueron inyectados.

 

Ante esta situación el titular de la Secretaría de Salud estatal, Celestino Alonso, dijo que ante este presunto caso de envenenamiento, se activó una contingencia sanitaria en conjunto con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Texto publicado originalmente por: Diario Cambio