Dulce Gómez/ @dulcgomez

El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, advirtió que su administración no permitirá que la circulación de mototaxis se convierta en una manera de generar condiciones de control social y político. Incluso, los calificó como de un “cáncer” instalado por anteriores gobiernos del Partido Acción Nacional (PAN).

Tras el accidente en la junta auxiliar de La Resurrección, en Puebla capital, donde tres personas perdieron la vida, entre ellas una menor de edad, el mandatario estatal informó que sabe quiénes son los que promueven y hasta construyen este tipo de unidades irregulares en dicha alcaldía subalterna.

“Es muy lamentable que este asunto de los mototaxis sea una manera de generar condiciones de control social y político (…). Sabemos quién, quiénes son los que promueven y construyen los mototaxis y también quienes les expiden los permisos”, denunció.

En este tenor, el titular del Ejecutivo Estatal afirmó que son dos familiares los detectados en este tema, situación por la que en breve su gestión intervendrá.

Barbosa Huerta sentenció que no permitirá que esto ocurra y es que recalcó que es necesario evitar que gente pretenda azuzar a la gente para evitar que las autoridades correspondientes realicen operativos para retirar de circulación este tipo de unidades.

En cuanto a su señalamiento en contra de anteriores administraciones de Acción Nacional, el gobernador poblano agregó que la conformación de este tipo de transporte corrió a cargo de grupos clientelares en muchos municipios de Puebla.

El sábado pasado un mototaxi se estrelló contra una barda en La Resurrección, en la capital, situación que derivó en el fallecimiento de dos adultos y un niño de cuatro años de edad. De acuerdo con testigos de los hechos, el conductor viajaba a exceso de velocidad y aparentemente bajo los influjos del alcohol.