El partido en el poder y los que se le unieron en coalición se perfilan como ganadores en más de la mitad de los 30 congresos con elección el 6 de junio, de acuerdo con los resultados preliminares

Expansión Política 

El pasado 6 de junio no solo se votó por 15 gubernaturas y 500 diputados de la cámara baja, también se eligieron a legisladores de 30 Congresos locales. De estos, Morena y partidos con los que fue en coalición se perfilan para ganar 18 de ellos, que sumado a Quintana Roo, donde no hubo elección el domingo pasado, pero hay mayoría morenista, serían 19 en total.

De conseguirse mayoría calificada (dos terceras partes) en la Cámara de Diputados, se pueden aprobar también reformas constitucionales, pues de acuerdo con la Carta Magna para avalarse cuestiones de este tipo, se requiere también la validación en al menos 17 estados.

Los diputados locales de Morena dominarán en Hidalgo, Oaxaca y Tamaulipas, que están en manos de gobernadores de otros partidos: Omar Fayad y Alejandro Murat, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y Francisco Javier García Cabeza de Vaca, del Partido Acción Nacional (PAN), respectivamente.

El último caso destaca pues, por ejemplo, actualmente el mandatario está siendo investigado y aunque se le quitó el fuero en la Cámara de Diputados federal, el Congreso local –de mayoría panista– logró que no tuviera efecto este hecho y él pudiera continuar con sus actividades.

Por el contrario, Morena también tendría un Congreso con mayoría de otro partido: en Michoacán, donde de confirmarse el triunfo de Alfredo Ramírez Bedolla como gobernador, los candidatos de la coalición PAN, PRI y PRD obtuvieron 15 de 24 distritos, según el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP).

Este también es el caso de Nuevo León, donde el abanderado de Movimiento Ciudadano, Samuel García, es el virtual gobernador, cuando en el Congreso, la mayoría la obtuvieron partidos de oposición al ganar la alianza PRI-PRD, 12 distritos y el PAN, 10 de 26.

Estas situaciones podrían complicar los cambios que quisieran hacer los mandatarios estatales, pues el Congreso podría no aprobar sus iniciativas, como sucede a nivel federal con la Cámara de Diputados, donde de no ser Morena –el partido al que pertenece el presidente Andrés Manuel López Obrador– las propuestas del Ejecutivo no se aprobarían fácilmente.

 

DEL MISMO COLOR Y EQUILIBRIOS LEGISLATIVOS

 

De los 30 congresos donde hubo elecciones para diputaciones locales, en 13 de ellos coincide la mayoría morenista y aliados con un gobernador del mismo partido: Baja California Sur, Campeche, Ciudad de México, Chiapas, Colima, Guerrero, Nayarit, Puebla, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tlaxcala y Veracruz.

Ello también sucede en Durango, donde el gobernador panista José Rosas Aispuro tendrá un congreso con mayoría de la alianza Va por México a la que se adhirió su partido y ganó en 11 de 15 distritos; así como en Aguascalientes, con más diputados de la alianza PAN-PRD, y el gobernador Martín Orozco, que es panista.

Mientras que en Querétaro, donde gobernará Mauricio Kuri; en Guanajuato, donde es mandatario Diego Sinhué, y Yucatán, con Mauricio Vila, la mayoría sería de Acción Nacional.

Por su parte, en Chihuahua –donde María Eugenia Campos (PAN) se convertirá en gobernadora- Acción Nacional y su aliado PRD suman 12 distritos de los 22, mientras que para Morena, se contabilizan siete.

Además de estos estados, se encuentran también Jalisco, donde la mayoría será de Movimiento Ciudadano al igual que su gobernador Enrique Alfaro, y de Morelos, donde la mayoría es de la coalición de Morena con el partido Encuentro Social (PES), el mismo al que pertenece el gobernador Cuauhtémoc Blanco.

Por su parte, en Coahuila, donde no hubo elecciones para diputados locales este año, la mayoría es del PRI, al igual que el gobernador Miguel Riquelme.

En al menos cinco estados se perfila un equilibrio en los Congresos. Se trata de Baja California, el Estado de México, San Luis Potosí y Zacatecas. Si bien en los dos primeros la mayoría es de Morena, la diferencia con las segundas fuerzas es mínima.

En la entidad fronteriza, la futura gobernadora de Morena, Marina del Pilar Ávila, tendrá un congreso dividido, pues la alianza morenista obtuvo nueve distritos, mientras que la coalición Va por México, ocho, del total de 17.

También sucedería en Zacatecas, donde el morenista David Monreal será gobernador, pero en el congreso, de los 18 distritos, la alianza del PRI, PAN y PRD ganó en ocho, el PRI en uno, por lo que serían nueve, en tanto que la la coalición PT, PVEM, Morena y Nueva Alianza en cuatro y Morena solo en cinco, es decir también serían nueve, según los datos del PREP.

En el caso de San Luis Potosí, donde la elección aún está por definirse, el abanderado de la coalición PT y PVEM, Ricardo Gallardo, se perfila para ser gobernador, pero en el congreso, el PAN, PRI, PRD y aliados suman ocho distritos, y los de la coalición petista y Verde Ecologista, siete, de los 15.

En lo que respecta al Edomex, donde mandata Alfredo del Mazo (PRI), la coalición Va por México (PRI, PAN y PRD) obtuvo 23, en tanto que Morena y sus aliados, 22 de los 45 distritos en total.