Jorge Barrientos

El diputado local y presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política en el Congreso de Puebla, Carlos Martínez Amador, dijo que se modificó la terna para quienes aspiran a ser magistrados del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), por lo que el líder del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jorge Cruz Bermúdez, se mantiene firme en su postulación. En ese tenor, Martínez Amador dijo que el aspirante Rubén Arroyo Bermúdez decidió renunciar a su petición, bajo el argumento de “motivos personales”, razón por la que su lugar dentro de la terna fue ocupado por Miriam Morales Botello, quien se suma a María de los Ángeles Muñoz Cortés. Comentó que este nuevo perfil será analizado, al igual que los otros dos aspirantes que buscan cubrir la vacante que dejará el magistrado Manuel Nicolás Ríos, quien se separará del TSJ por motivos de jubilación. Martínez Amador señaló que la aprobación del nuevo magistrado del TSJ se realizará en la última sesión extraordinaria de la actual Legislatura de Puebla que está por definir la fecha, aunque adelantó que podría ser el próximo viernes 31 de agosto o la siguiente semana. Reiteró que Cruz Bermúdez, como cualquier ciudadano, tiene el derecho de aspirar a ser magistrado del TSJ, sin importar que haya sido dirigente estatal del PRD en Puebla y será decisión de los diputados de la LIX Legislatura, ratificar o vetar su nombramiento.