Por: Renata Vázquez

El notario y militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Carlos Meza Viveros, se reunió este lunes con el precandidato a la Gubernatura de Puebla por el tricolor, Enrique Doger Guerrero. En entrevista con medios de comunicación, Meza Viveros señaló que lo apoyará en su campaña para llegar a Casa Puebla, pese a que no comulga con el candidato a la Presidencia de la República, José Antonio Meade, además, reconoció su amistad con el mandatario poblano, Antonio Gali Fayad. El ex dirigente municipal del PRI, Carlos Meza, aclaró que no hay nadie que lo mande y le ordene qué decir y hacer. Además de que el ex presidente municipal es su amigo de años, a quien reconoció su capacidad y talento, además conoce la política del estado, por lo mismo quiso que esto fuera público porque no le debe rendir cuentas a nadie.

“No puedo desconocer mi amistad con Tony Gali y no puedo desconocer que fui asesor de Tony como lo he sido de Luis Banck, quien es mi ahijado y quiero mucho. Pero tampoco puedo desconocer el afecto, la hermandad y la fraternidad que tengo con un hombre poblano (Enrique Doger), con quien he tenido la oportunidad de colaborar desde que era rector, así como conocer su magnífica labor como presidente municipal, donde hizo un trabajo excepcional y ahora está luchando por alcanzar un noble cargo, que es el de gobernador de este estado”. Meza Viveros señaló ser un priista de los valores populares cuando nació el tricolor, no al PRIAN, mimetizado por el Partido de Acción Nacional (PAN), pero Enrique Doger tampoco es prianista, por eso me cae bien, sino priista de los verdaderos valores. El ex diputado local, vislumbra una elección con voto diferenciado, y no va ser como antes que se votaba por el mismo partido político en todos los cargos, sino que ahora la gente va emitir su sufragio por los candidatos. Indicó que, a nivel nacional, augura que el PRI perderá las elecciones por su error de postular a un panista como José Antonio Meade y no a priistas de mayor relevancia como Miguel Ángel Osorio Chong, pero no la gubernatura de Puebla, donde Doger Guerrero ganará la entidad poblana.