Brasil dominó la mayor parte del encuentro y logró definirlo desde el punto penal

César Rodríguez

La Selección Mexicana disputó las semifinales del futbol olímpico enfrentando a su similar de Brasil en la búsqueda de la tan anhelada medalla de oro.

Arrancaba el encuentro con un primer tiempo dominado por los brasileños con llegadas de peligro en diversas ocasiones, pero Guillermo Ochoa se convertirá en figura atajando los disparos y mantenimiento el cero en su arco, México cerró de buena forma el primer lapso con llegadas de peligro, pero yendo al descanso sin goles en un partido intenso.

Durante el segundo tiempo México iniciaba con llegadas al área rival, pero sin abrir el marcador, mientras que Brasil bajo el ritmo de juego pero continuaba tocando la puerta del arco mexicano.

Al minuto 81 el poste le negaba el gol a la verdeamarela, Dani Alves mandó un centro a Richarlison, quien cabeceó directo al metal, culminando el tiempo regular empatados a cero, llevando el encuentro a tiempos extras.

Para los tiempos extras, ambos equipos ya agotados y bajando el ritmo del encuentro sin llegadas de peligro por ambas escuadras, teniendo el encuentro con una serie de pausas a través de faltas cometidas por ambos equipos y conduciendo el encuentro a definirlo desde el punto penal.

México fallaba sus dos primeros tiros y Brasil es más contundente en la tanda de penales para llevarse la victoria, para así una vez más ir en la búsqueda del oro olímpico el próximo sábado 7 de agosto ante la selección de España.

Por su parte México se queda en el camino por su segunda medalla de oro en su historia y buscará conseguir la de bronce ante el equipo de Japón el próximo viernes 6 de agosto en punto de las 6:00 am. (Tiempo de México).