La Jornada y Agencias

México ascendió al noveno puesto entre los países que captaron más inversión extranjera directa (IED) en 2020, con lo que escaló cinco lugares respecto al sitio 14 que ocupó en 2019, reveló este lunes la Conferencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Unctad).

En América Latina, México fue el principal destino de IED, de acuerdo con el organismo multilateral.

Según cálculos del organismo, el año pasado ingresó al país inversión directa –que es la destinada a actividades productivas– por 29 mil millones de dólares, 14.7 por ciento inferior a los 34 mil millones que se reportaron en 2019.

El ascenso de México en el listado global se explica por que su IED registró una caída más moderada respecto al promedio mundial, el cual fue de 35 por ciento a causa de las afectaciones económicas y sociales que dejó la pandemia.

“Los bloqueos en todo el mundo en respuesta a la pandemia de Covid-19 ralentizó los proyectos de inversión existentes, y las perspectivas de una recesión llevaron a las empresas multinacionales a revaluar nuevos proyectos”, explicó la Unctad en su Informe sobre las inversiones en el mundo 2021.

Los 10 países con mayor recepción de IED durante 2020 fueron Estados Unidos, con 156 mil millones de dólares; China, 149 mil millones; Hong Kong, 119 mil millones; Singapur, 91 mil millones; India, 64 mil millones; Luxemburgo, 62 mil millones; Alemania, 36 mil millones; Irlanda, 33 mil millones; México, 29 mil millones y Suecia, 26 mil millones de dólares.

Para Luz María de la Mora, subsecretaria de Comercio de la Secretaría de Economía (SE), el hecho de que México haya escalado cinco posiciones en el listado de la Unctad se trata de una buena noticia.

El dato del organismo que pertenece a la ONU se da unas semanas después de que la SE informó que la IED del primer trimestre de 2021 (con datos preliminares) ascendió a 11 mil 864 millones de dólares, un incremento de 14 por ciento respecto a igual periodo de 2020, con lo que se registró la suma más elevada para un lapso similar desde 1999.

México captó 29,100 mdd de IED en 2020, un 14.6% menos que los 34,100 millones de dólares de 2019, indicó el “Reporte Mundial de Inversiones 2021” de la UNCTAD, que advirtió una caída de 35% en la inversión global por la pandemia.

Aun así, México desplazó en el índice a países como Brasil y Canadá al afianzarse en el top 10 por encima de Suecia y por debajo de Estados Unidos, China, Hong Kong, Singapur, India, Luxemburgo, Alemania e Irlanda.

México se ubicó sobre Brasil, Chile, Colombia y Argentina en Latinoamérica, donde la inversión se desplomó un 45% en 2020, según la UNCTAD.

“México destaca en América Latina y el Caribe, ya que los flujos de IED que recibió fueron relativamente resistentes frente al resto de la región”, observó la SE en una infografía.

Además de casi 2.45 millones de casos confirmados y más de 230,000 muertes de Covid-19, la cuarta cifra más alta del mundo, la pandemia provocó una contracción histórica de 8.2% del PIB de México en 2020.

El Gobierno mexicano ha pronosticado para este año un repunte mayor al 6% del PIB afianzado en el comercio exterior, en particular en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

En el primer trimestre de 2021, México recibió un monto récord de 11,864 mdd de IED, un aumento anual de 14.8%, según la Secretaría de Economía.

Además, México se consolidó como el primer socio comercial de Estados Unidos en los primeros tres meses del año con una balanza comercial total de 153,906 mdd y un récord de exportaciones mexicanas de casi 33,400 mdd en marzo.

El T-MEC tuvo que ver en los buenos datos

El Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) fue de gran ayuda para obtener estos resultados positivos.

“La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, por sus siglas en inglés) estima que la IED a nivel global caerá entre 5 y 10 por ciento durante 2021, por lo que estos datos que mostramos hoy (ayer) son alentadores, le doy las gracias a todas las empresas que tienen confianza en el país, en su gente y por la gran oportunidad que ven en la situación propia de nuestra nación”, dijo Tatiana Clouthier, secretaria de Economía.

La IED registrada a la fecha para enero-marzo de 2021 provino de: mil 872 sociedades con participación de capital extranjero; 883 contratos de fideicomiso; y nueve personas morales extranjeras.

La Secretaría de Economía informó que el 59.2 por ciento de la IED provino de reinversión de utilidades, por nuevas inversiones, 18.6 por ciento; y por cuentas entre compañías, 22.2 por ciento.

Por sector, las manufacturas captaron el 46.6 por ciento; servicios financieros y de seguros, 14.6 por ciento; minería, (13.9); comercio, (11.5); energía, (3.4); y servicios de alojamiento temporal, (3.2). Los sectores restantes captaron (6.8).

Al observar el país de origen, Estados Unidos contribuyó con el 42.5 por ciento; España, (12.1); Luxemburgo, (8.2); Reino Unido, (5.5); Canadá, (4.8); y otros países aportaron el 26.9 por ciento restante.

Jorge Molina Larrondo, especialista en políticas públicas y comercio internacional del Tec de Monterrey, señaló que estos datos se deben ver con cautela, ya que la mayoría de la IED se concentró en reinversión de utilidades, es decir, se destinó a mantener y volver ‘a echar a andar’ las inversiones que ya se encontraban instaladas en el país.

“No vemos nuevos proyectos, estas cifras nos muestran que se está invirtiendo en lo que ya existe y en el stock de capital que se vio afectado por la pandemia del Covid-19, sigue habiendo mucha incertidumbre para recibir nuevos capitales, los inversionistas todavía tienen presente lo que le pasó a Constellation Brands con su cervecería en Mexicali y ‘la bronca’ que representan la Ley de Hidrocarburos y la Ley de la Industria Eléctrica”, indicó.

Factores que determinarán flujos

Molina Larrondo consideró tres factores que influirán en la captación de flujos foráneos en lo que resta del presente año.

En primer lugar destacó el avance y desarrollo de la campaña de vacunación en México y el mundo, ya que en países como Estados Unidos y Canadá es un elemento clave para volver a echar a andar sus economías, y casi el 50 por ciento de la IED que recibe México proviene de sus socios del T-MEC.

En segundo lugar es el resultado de las elecciones y la legitimidad con la que ocurran, sobre todo en estado clave como Nuevo León, entidad a la que llega casi el 9 por ciento de las inversiones extranjeras.

Finalmente, como tercer punto, el especialista resaltó la evolución que vayan mostrando los paneles de solución de controversias del T-MEC, ya que las resoluciones influirán en la toma de decisiones de los inversionistas extranjeros.

Para Vladimiro de la Mora, presidente de AmCham/Mexico, el T-MEC será un habilitador que permitirá la cooperación de México con EU y Canadá más allá del libre comercio, siempre y cuando se garanticen condiciones de certeza jurídica, reglas claras y respeto al Estado de Derecho. “Estas son las claves para aprovechar esta oportunidad, proteger la inversión y atraer nuevos proyectos”, detalló.

 

Panorama complicado

 

De cara al futuro, según la Unctad, se espera que los flujos mundiales de IED hayan tocado fondo durante los primeros meses de 2021, para posteriormente recuperar algo de terreno perdido para cerrar con un aumento anual de entre 10 y 15 por ciento.

Sin embargo, apuntó, esto todavía dejaría a la IED global 25 por ciento por debajo del nivel de 2019.

Según el organismo, los pronósticos actuales muestran un aumento adicional en 2022 que, de cumplirse en el límite superior de las proyecciones, significará que la IED regresará ese año al nivel que tenía en 2019, es decir, antes de la pandemia.

No obstante, aclaró que las perspectivas son muy inciertas y dependerán, entre otros factores, del ritmo de recuperación económica y la posibilidad de recaídas pandémicas, el impacto potencial de los paquetes de gastos de recuperación sobre la IED y las presiones políticas.

“La recuperación relativamente modesta de la IED mundial proyectada para 2021 refleja la persistente incertidumbre sobre el acceso a las vacunas, la aparición de mutaciones del virus y la reapertura de los sectores económicos”, señaló.

200 AÑOS DEL CHILE EN NOGADA