Forbes

 

El Gobierno afirmó este miércoles cumplir con los compromisos del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) tras resolverse la primera queja laboral de Washington contra una planta mexicana, la de autopartes de Tridonex.

“México no necesita que le digan, en el buen sentido, qué hacer. México está comprometido a cumplir con las leyes y con los acuerdos que tiene en materia laboral”, sostuvo la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, en rueda de prensa.

Sus declaraciones ocurren tras anunciarse el martes que la Oficina de la Representante Comercial de Estados Unidos (USTR, en inglés) llegó a un acuerdo con la empresa estadounidense Cardone por la presunta violación de derechos laborales en su fábrica Tridonex en Matamoros, Tamaulipas.

Esta es la primera queja laboral bajo el T-MEC, pero la secretaria Clouthier argumentó que no hubo violación de derechos porque los hechos reclamados ocurrieron previo a la entrada en vigor del acuerdo, el 1 de julio de 2020.

“Por ningún motivo el país puede permitir que se abra la puerta a que cualquier tema que haya sido antes de la entrada en vigor del T-MEC pueda ser puesto en la mesa para un mecanismo de seguimiento”, manifestó la funcionaria.

Con el acuerdo comercial, Estados Unidos ha aumentado la presión para cumplir los derechos de los trabajadores e, incluso, la vicepresidenta Kamala Harris anunció 130 millones de dólares de cooperación en su visita a México de junio para que se implemente la reforma laboral.

Además de esta revisión en Tridonex, que México admitió el 19 de junio pasado, la USTR también pidió en mayo revisar conflictos laborales similares en la planta de General Motors (GM) en Silao, Guanajuato.

La subsecretaria de Comercio Exterior, Luz María de la Mora, aseguró este miércoles que el proceso de GM también “está encauzado” porque se hará una nueva legitimación del contrato colectivo.

“En ambos casos no hay un panel de solución de diferencias y no hay ningún tipo de sanción al respecto”, indicó De la Mora.

El Gobierno ha apostado por el T-MEC para recuperarse tras la contracción histórica de 8.2% del PIB que padeció en 2020 por la crisis de Covid-19.

México se afianzó como el primer socio comercial de Estados Unidos en la primera mitad de 2021 con un intercambio que alcanzó un valor de casi 320,000 millones de dólares y con un aumento de casi 30% en las exportaciones a ese país.

En este contexto, la secretaria Clouthier justificó que la dependencia mantiene las expectativas de crecimiento por encima del 5% pese a la tercera ola de Covid-19 que azota al país.

“La tarea y los retos continúan: consolidar la recuperación de empleos, potenciar nuestra industria a través del T-MEC, consolidar el desempeño del sector agrícola hacia el exterior y facilitar nuevas inversiones nacionales y extranjeras”, dijo. 

 

EEUU y empresa mexicana acuerdan indemnizar a trabajadores despedidos

 

Estados Unidos y una empresa mexicana de autopartes llegaron a un acuerdo para indemnizar a trabajadores que denunciaron violaciones de sus derechos laborales en el marco del tratado de libre comercio T-MEC, informó este martes el gobierno estadounidense.

“Los trabajadores nacionales y extranjeros merecen el derecho a negociar colectivamente un salario justo y condiciones de trabajo decentes sin temor a represalias”, dijo la representante comercial de Estados Unidos (USTR en inglés), Katherine Tai, según un comunicado de su oficina.

USTR y la autopartista Tridonex, establecida en Matamoros, Tamaulipas, (norte), acordaron indemnizar con al menos nueve meses de salario a 154 trabajadores despedidos de la planta. El pago atrasado asciende en total a más de 600.000 dólares, detalló el boletín.

El acuerdo fue producto de la solicitud que hizo el 9 de junio Estados Unidos a México para revisar las denuncias de los asalariados con base en compromisos adquiridos en el nuevo Tratado de libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

El gobierno mexicano aceptó la solicitud el 19 de junio y estableció que en caso de determinarse abusos laborales se debería “consensuar un curso de reparación con las contrapartes del gobierno de Estados Unidos”.

Tridonex, una subsidiaria de la estadounidense Cardone Industries, deberá también “apoyar el derecho de sus trabajadores a determinar su representación sindical sin coerción, incluso protegiendo a sus trabajadores de la intimidación y el acoso”, añadió Tai.

Es la segunda vez que se utiliza un mecanismo de protección del derecho sindical previsto en el T-MEC, que reemplazó al Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN) en julio de 2020.

La primera sucedió en mayo del año pasado cuando Washington invocó el T-MEC para pedir a su vecino del sur que determinara si los derechos sindicales de empleados de una fábrica de General Motors (GM) en Silao (Guanajuato, centro) habían sido violados.

El capítulo laboral del T-MEC obliga a Canadá, Estados Unidos y México a garantizar negociaciones colectivas auténticas, democracia sindical y libertad de asociación a los empleados de empresas que comercian en la región.

México promulgó en 2019 una reforma laboral exigida por congresistas demócratas estadounidenses para aprobar el T-MEC.