La noche del Jueves 28 de diciembre se registró un aparatoso  incendio en un edificio de departamentos en Nueva York, Estados Unidos, en el que perecieron doce personas incluidos cuatro menores de edad.

Fue alrededor de las 19:00 hrs en que el Departamento de Bomberos de esa localidad recibió una llamada de auxilio, pues el fuego ya alcanzaba la construcción de cinco pisos ubicada en el Bronx. De acuerdo con las autoridades locales, el incendio fue iniciado por un niño de tres años que se encontraba jugando con la hornilla de una estufa, sin la supervisión de un adulto. De acuerdo con el jefe del Cuerpo de Bomberos de la ciudad, Daniel Nigro, una vez que comenzó el fuego “la madre no lo percibió. Ella apenas se dio cuenta por los gritos del niño”. por lo que salió corriendo tomando al niño en brazos, dejando la puerta abierta, lo que provocó que el incendio del primer piso se propagara a los cinco pisos restantes.

Se considera el incendio más mortal desde 1990.