• Marcelo Pecci, fiscal contra el crimen organizado de Paraguay, fue asesinado este martes en Colombia, donde estaba pasando su luna de miel.

  • El fiscal estaba especializado en el crimen organizado y contaba con experiencia en las unidades contra el narcotráfico, lavado de dinero y financiamiento del terrorismo, lo que lo hacía un pilar fundamental no sólo en esta nación sino en el continente

  • LOS TESTIGOS corrieron a rodear al fiscal para tratar de auxiliarlo, pero murió de inmediato en la playa

 BBC/Infobae

La información fue confirmada por el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, quien condenó el crimen en un mensaje en su cuenta de Twitter.

El cobarde asesinato del fiscal Marcelo Pecci en Colombia enluta a toda la Nación paraguaya. Condenamos en los términos más enérgicos este trágico hecho y redoblamos nuestro compromiso de lucha contra el crimen organizado”, escribió.

Pecci falleció en la isla de Barú, ubicada a unos 40 minutos en lancha de la ciudad de Cartagena de Indias.

Fuentes de la embajada de Paraguay en Colombia dijeron a la agencia EFE que fueron informadas sobre el suceso que aún se encuentra bajo investigación y que permanecen en contacto con la Policía Nacional de Colombia, que adelante las pesquisas.

El director de la Policía Nacional de Colombia, general Jorge Luis Vargas, indicó a la prensa que las autoridades ya están adelantando las gestiones urgentes y de carácter reservado que, según afirmó, “ayudarán a identificar a los responsables de ese lamentable hecho”.

La Policía de Paraguay también envió una delegación a Colombia que se sumará a la investigación.

INVESTIGACIONES EN MARCHA

Pecci, de 45 años de edad, era fiscal especializado contra el Crimen Organizado, Narcotráfico, Lavado de Dinero y Financiamiento del Terrorismo.

Había contraído matrimonio el pasado 30 de abril con la periodista paraguaya Claudia Aguilera y ahora se encontraban de luna de miel.

Aguilera explicó a medios paraguayos que fueron abordados por dos hombres que llegaron en una lancha hasta la playa del hotel en donde se hospedaban y que dispararon contra su esposo.

Agregó que él no había recibido amenazas de muerte.

Justo este martes en la mañana, el matrimonio había anunciado en Instagram que estaban esperando un hijo.

La prensa local también informó que el funcionario formaba parte de un operativo llamado “Ultranza”, dirigido en contra del narcotráfico y el lavado de dinero; así como en la investigación sobre un atentado ocurrido en enero durante un concierto en Paraguay.

También participó en el pasado reciente en la investigación sobre el asesinato de la hija de un gobernador regional, así como en el caso del exfutbolista brasileño Ronaldinho, cuando este fue detenido al tratar de entrar a Paraguay con un pasaporte adulterado en 2020.

Mario Abdo Benítez informó que se había comunicado con su homólogo de Colombia, Iván Duque, así como con el gobierno de Estados Unidos, y que estos ofrecieron dar su apoyo para investigar lo ocurrido.

MUERTE INSTÁNTANEA

¿Quién era? ¿Quién era?”, se escuchó preguntar a unos turistas que estaban en la playa de Barú (Cartagena, Bolívar) este 10 de mayo en la mañana, momento en el que criminales en motos acuáticas pasaron cerca de la bahía y dispararon directamente contra un hombre que cayó en la arena. La respuesta a la pregunta inicial es Marcelo Pecci, un fiscal paraguayo antidrogas, quien recibió tres impactos que acabaron con su vida.

Los momentos después de la balacera fueron grabados por varios testigos. En las imágenes se escuchan las expresiones de sorpresa de los ciudadanos, que entre onomatopeyas y clamores no podían creer que Pecci, a quien en ese momento no reconocían, estuviera tendido en la arena ensangrentado.

En los videos se ve cómo las personas corrieron a rodear al extranjero para tratar de auxiliarlo, pero era muy tarde, pues el hombre murió de inmediato.

Pasados unos minutos, la multitud se dispersa y se ve que al lado del cadáver hay una mujer que llora al hombre. Se trata de Claudia Aguilera, su esposa, con quien contrajo matrimonio apenas el 30 de abril. En el momento de la tragedia estaban en su luna de miel. Incluso, un día antes se conoció que la mujer está embarazada.

Según testigos, la mujer estaba esperando que llegaran las autoridades para hacer el levantamiento del cuerpo.

Hasta el momento no se han conocido pruebas audiovisuales de la escena del crimen. Lo que se sabe son versiones oficiales de la Policía Nacional de Colombia que dan cuenta de que los criminales habrían abordado al fiscal en motos acuáticas y posterior al crimen escaparon rumbo a Playa Blanca, un punto a unos 21 kilómetros de distancia y que sigue dentro de la jurisdicción de Cartagena. Al parecer los asesinos llegaron al mencionado lugar y desde allí continuaron su fuga por vía terrestre.

Las autoridades aseguran que continuarán con la investigación del caso. El general Vargas indicó que ya estableció contacto con las máximas autoridades paraguayas para trabajar conjuntamente en la investigación. A su vez, le pidió apoyo al gobierno estadounidense en ese proceso.

El país norteamericano sería un gran apoyo teniendo en cuenta que los casos que investigaba Pecci son de gran importancia para ellos. El fiscal estaba especializado en el crimen organizado y contaba con experiencia en las unidades contra el narcotráfico, lavado de dinero y financiamiento del terrorismo, lo que lo hacía un pilar fundamental para lograr hacer justicia frente a estos temas, no solo en Paraguay, sino también en el continente.

En la hoja de vida de Pecci resalta que trabajó en la investigación del asesinato de la hija del gobernador de Amambay y otras tres personas en Pedro Juan Caballero, en octubre de 2021; y en el muy resonado caso de la provisión de documentos paraguayos falsos al ex futbolista brasileño Ronaldinho, quien fue detenido en Paraguay en marzo de 2020.

De igual forma, el fiscal trabajaba en el megaoperativo “A Ultranza Py”, “el mayor operativo contra el crimen organizado y lavado de dinero” en el país, de acuerdo a lo consignó el propio ente. En medio de este se realizaron más de 100 allanamientos y se incautaron más de 100 millones de dólares en bienes. Además, se emitieron 30 órdenes de captura.