Víctor Gutiérrez

En menos de una semana, cuatro mujeres han sido brutalmente asesinadas en diferentes puntos de la entidad poblana. En el más reciente caso, el cadáver de una mujer fue arrojado a las vías del tren que atraviesa el municipio de Mazapiltepec. Los hechos se reportaron la madrugada de este martes, durante un recorrido de vigilancia, que personal de Ferrosur realizaba y se topó con el cuerpo de esta mujer de aproximadamente 25 a 30 años de edad, la cual permanece en calidad de desconocida, misma que presentaba claros signos de violencia y además estaba mutilada de una de sus extremidades.

De acuerdo con el reporte oficial, el hallazgo se dio al filo de las 03:30 horas, cuando un par de empleados de Ferrosur realizaba su recorrido de vigilancia y al llegar a la altura de la avenida de los Deportes, detuvieron su marcha de manera abrupta al percatarse de que sobre los durmientes yacía el cuerpo de una persona, que al acercarse se pudieron dar cuenta de que se trataba de una mujer, la cual ya no tenía signos vitales. A la llegada de los cuerpos de emergencia al punto de referencia, se logró establecer durante la revisión del cuerpo que la mujer presentaba lesiones en pecho, abdomen y cabeza, y había sido mutilada de una de sus extremidades inferiores. Cabe mencionar se presume que la mujer pudo ser arrollada por la llamada Bestia, pero de acuerdo a los peritos forenses que acudieron a realizar las diligencias del levantamiento de cadáver advirtieron de cortes precisos y muy delgados, lo que hace suponer que esa lesión le fue inferida por alguna persona y no fue producto del metal filoso y caliente de las llantas Inicialmente se creyó que un tren pudo haber causado dicho daño al cuerpo, pues también tenía un mechón de cabello y el gorro de su sudadera cortado, sin embargo, los cortes perfectos hacen dudar de esta posibilidad. Hasta ahora se sabe que la víctima vestía pantalón de mezclilla, calcetines negros con azul, blusa blanca, sudadera gris y chamarra beige tipo piel.