Eduardo Sánchez

La Legislatura LIX del Congreso Local se encuentra a unos días de su salida y, durante el último año, cada representante recibió de presupuesto más de 3 millones de pesos que se invirtieron, principalmente, en gastos personales. El Poder Legislativo se compone, desde hace cuatro años, en un 71 por ciento por hombres y 29 por ciento es de mujeres, quienes recibieron como presupuesto de 2018 un total de 145 millones 71 mil 987 pesos, de acuerdo con el último informe legislativo del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco). Repartido entre los 41 curules, el presupuesto por cada uno de ellos es de 3 millones 538 mil 341 pesos, asimismo, el Imco informa que, por cada 155 mil 400 habitantes, hay un diputado. Cabe mencionar que esta representación debe ser proporcional al número de ciudadanos de cada estado. Esto se traduce en que a cada poblano le costó 23 pesos mantener a uno de los 41 diputados, quienes invirtieron el 54 por ciento de su presupuesto anual en gastos personales, seguido de servicios generales que representaron un 40 por ciento de su distribución de gastos.

PUEBLA, ENTRE LOS CONGRESOS CON MENOR PRESUPUESTO

La Legislatura del Estado de Puebla ocupa el lugar 30 con el mayor recurso disponible, sólo por encima del estado de Colima e Hidalgo, caso contrario, las legislaturas de la Ciudad de México y del Estado de México que cuentan con presupuestos superiores a los dos millones 300 mil pesos. El último presupuesto anual no ha variado mucho en comparación con el inicio de periodo, aunque sí tuvo una reducción del 1.9 por ciento, al pasar de 147 millones 821 mil 569 pesos, aprobados en el presupuesto de 2015, a los 145 millones 71 mil 987 pesos de este 2018. En contraste, los estados que en términos reales han crecido en el último periodo son: Coahuila, Ciudad de México y Quintana Roo con un aumento del 37, 32 y 22 por ciento, respectivamente, mientras que Oaxaca tuvo la variación negativa más importante, con un descenso del 42 por ciento. De acuerdo con el informe del instituto, “tener crecimientos presupuestales (positivos o negativos) alejados de la inflación, puede revelar una mala planeación e ineficiencia en el ejercicio de los recursos”. Cabe mencionar que el porcentaje que representa el presupuesto del Congreso, respecto al presupuesto estatal, es de 0.19 por ciento, que, como se mencionó anteriormente, representa más de tres millones de pesos por diputado. Además, esta cifra de 0.19 puntos, también se encuentra por debajo de la media nacional, que es del 0.78 por ciento, y que sólo 13 estados logran superar, entre los que destacan, Morelos y Quintana Roo, por ser los únicos órganos legislativos que duplican este porcentaje. Es importante mencionar que Puebla se encuentra en el séptimo lugar a nivel nacional en la variación del presupuesto aprobado con un rebase de cerca del 20 por ciento, de acuerdo con las cuentas públicas estatales del ejercicio fiscal de 2017. Asimismo, en cuanto a la distribución de gastos, el 54 por ciento fue destinado a servicios personales, entre los que se encuentran: remuneraciones, seguridad social, estímulos y otras prestaciones sociales y económicas. Razón por la cual, el principio de austeridad de la nueva Legislatura que, en su mayoría, está compuesta por diputados de Morena, jugará un papel crucial en el manejo de recursos. Este periódico ha tratado de confirmar si existirá una disminución en el gasto, sin embargo, los próximos legisladores aún no han fijado postura respecto al tema.