Por: Diego Armando C.

En Puebla hay mil 400 niños que viven en comunidades rurales lejanas, en zonas indígenas que no cuentan con aulas para tomar clases y eso imposibilita que tengan las condiciones básicas para el desarrollo educativo, señaló Cutberto Cantorán Espinosa, delegado de la Comisión Nacional de Fomento Educativo (Conafe).

Durante la presentación del Segundo Foro Pedagógico Conafe-Ensfep, comentó que la mayoría de ellos están realizando sus actividades académicas en casas particulares y en lugares acondicionados por los mismos padres de familia.

Agregó que no contar con un salón adecuado se debe a los requerimientos que se piden con su construcción y al menos 10 alumnos como requisito.  

Agregó que también se pide certeza de que el número aumentará conforme avance el ciclo escolar, y en los años siguientes, también se solicitará haya una donación de terreno exclusivo para ello, lo cual también es un grave problema.

“En ocasiones brindan los servicios educativos en casas de los mismos habitantes o en algún otro inmueble que los propios pobladores prestan para ello, o en todo caso, ocupan el mismo espacio para preescolar, primaria y secundaria”, destacó Cantorán Espinosa.

Algunos municipios donde los pequeños no cuentan con aulas son: Acatlán de Osorio, Chiautla de Tapia, Chignahuapan, Cuetzalan, Guadalupe Victoria, Huauchinango, Izúcar de Matamoros, Puebla, Tecamachalco, Tehuacán, Tepeaca, Teziutlán y Zoquitlán.

Por otra parte, también fue cuestionado acerca de las aulas que resultaron afectadas tras el sismo del 19 de septiembre, a lo cual indicó que son 53 las que no han recibido atención necesaria para poder ser reconstruidas.

Agregó que estos espacios se encuentran en las regiones de la Mixteca, Izúcar de Matamoros y Atlixco.

Por otra parte comentó que “al igual que lo hizo la SEP, en la Conafe hicimos lo mismo para que los estudiantes no se vieran afectados, hasta el momento no tenemos fecha para que puedan regresar a sus aulas que necesitan ser reconstruidas, nosotros no podemos hacerlo y por eso tenemos que ver a las autoridades locales”.

En este sentido, dijo que debido a ello, también se desconoce a cuánto ascienden los daños, por lo que están a la espera de que las autoridades, encabezadas por la Secretaría de Educación Pública (SEP) estatal y el Comité Administrador Poblano para la Construcción de Espacios Educativos (Capcee), continúen realizando evaluaciones en otras regiones.