El Congreso del Estado inició un Procedimiento de Responsabilidad Administrativa, ya que el edil presuntamente desvió recursos públicos y cometió una serie de irregularidades en su administración

Redacción

La Auditoría Superior del Estado (ASE) observó daño patrimonial por 84 millones de pesos durante la administración municipal que encabezó Filomeno Sarmiento en Cuautlancingo, en el periodo de 2011 a 2014.

Y a pesar de las irregularidades cometidas durante su administración municipal, Filomeno Sarmiento Torres pretendió ocupar una diputación federal, abanderando al Partido Acción Nacional (PAN); el ex edil pretende inhibir a la justicia a pesar de que está pendiente resolver el desvío de esos 84 millones de pesos.

En su momento, el ex presidente municipal se defendió diciendo que lo anterior sólo se trataba de observaciones a las cuentas públicas de su administración 2011-2014 por seis millones de pesos, sin embargo, la ASE confirmó que se trata de más de 84 millones de pesos.

Con respecto al desfalco, el Congreso del Estado inició un Procedimiento de Responsabilidad Administrativa, ya que el edil presuntamente desvió recursos públicos y cometió una serie de irregularidades en su administración. El Poder Legislativo aún tiene pendiente este expediente.

En su oportunidad, Rosalío Zanatta Vidaurri, integrante de la Comisión Inspectora en el Congreso del Estado, informó que aún existe por resolver diversos expedientes de cuentas públicas, entre éstos se encuentra el del ex edil, quien ahora pretende participar por Acción Nacional.

El ex presidente municipal tiene que aclarar las cuentas de la administración pública que encabezó en Cuautlancingo, pues, aunque no esté impedido legalmente para ocupar un cargo de elección popular, debe rendir cuentas a los ciudadanos, dijo entonces Zanatta Vidaurri.