Estaciones del metro quedaron casi completamente llenas de agua, atrapando a los pasajeros y dificultado la evacuación en Zhengzhou, provincia de Henan. En las calles, los autos son arrastrados por la corriente

 “Esta lluvia se ve una vez cada cien años. La situación es desalentadora”: Centro de Control de Inundaciones de Zhengzhou

 Las precipitaciones han dejado a varios edificios residenciales sin agua del grifo ni electricidad, además de haber obligado a la cancelación de 260 vuelos en el aeropuerto local

LAS INTENSAS LLUVIAS han dejado calles anegadas, avenidas que parecen ríos, e incluso vagones del metro con pasajeros dentro con más de un metro y medio de agua

 

Infobae

Las lluvias torrenciales registradas en las últimas horas en la provincia central china de Henan han puesto a la capital, Zhengzhou, en el máximo nivel de alerta y han forzado la evacuación de más de 10,000 personas, mientras las inundaciones superan el metro de altura y generan dramáticas escenas de destrucción y posibles muertes.

En el centro de la ciudad, los anegamientos llegaron a más de un metro de altura en el sistema del metro y las imágenes apuntan a que se trató de algo relativamente súbito, porque todavía había pasajeros en las estaciones, varios de los cuales quedaron con el agua por encima de la cintura, mientras otros se paraban sobre los asientos.

Posteriormente, la empresa operadora dijo que cerraría todas las estaciones de todas sus líneas debido al mal tiempo. Para entonces, ya estaban totalmente llenas de agua.

Según la agencia estatal de noticias Xinhua, los bomberos están logrando reducir el nivel de inundación en el túnel del metro y en los vagones afectados de la línea 5 de la ciudad, y los viajeros están por el momento fuera de peligro, aunque los videos mostraban a varios de ellos fuertemente afectados.

En las calles, el panorama era igualmente dramático. Las autoridades meteorológicas emitieron el nivel de alerta más alto para la provincia central de Henan, mientras las cámaras de televisión mostraban a los residentes siendo rescatados en balsas, con los autos flotando o siendo arrastrados por las corrientes.

El primer balance provisional del diario estatal People’s Daily indicó que al menos una persona murió y otras dos estaban desaparecidas desde que comenzaron las fuertes lluvias el lunes, y varias casas derrumbadas. Los medios de comunicación locales informaron anteriormente de que dos personas habían muerto al derrumbarse un muro en otro distrito de la ciudad. Pero se espera que la cifra de víctimas se multiplique en las próximas horas ante la gravedad de la situación.

“Las fuertes inundaciones han llevado a la práctica parálisis del tráfico rodado de la urbe. Más de 80 líneas de autobús se han suspendido”, indicó Xinhua, que también detalló que el servicio ferroviario se ha visto afectado en buena medida.

La fuente también detalló que las precipitaciones han dejado a varios edificios residenciales sin servicio de agua ni electricidad, además de haber obligado a la cancelación de 260 vuelos en el aeropuerto local.

Más de 10,000 habitantes de la provincia Henan fueron llevados a albergues, informó la agencia de noticias Xinhua. Esa es una de las provincias más pobladas de China y sede de importantes centros industriales y agrícolas.

Además de Zhengzhou, otras ciudades afectadas desde el lunes son Luoyang, Xuchang, Pingdingshan y Nanyang. Las mayores lluvias se registraron en el condado de Lushan de la ciudad de Pingdingshan, con 400.8 mm de precipitaciones.

Un total de 16 embalses grandes y medianos han visto aumentar el nivel de agua por encima del nivel de alerta después de que las lluvias torrenciales azotaran la mayor parte de la provincia el lunes y el martes. Según las previsiones, en las próximas 24 horas se espera que las lluvias intensas azoten las zonas del centro, oeste y norte de la provincia.

Las inundaciones son habituales durante la temporada de lluvias en China, que provoca un caos anual y arrastra carreteras, cultivos y casas. Pero la amenaza ha empeorado a lo largo de las décadas, debido en parte a la construcción generalizada de presas y diques que han cortado las conexiones entre el río y los lagos adyacentes y han interrumpido las llanuras de inundación que habían ayudado a absorber el oleaje del verano.

La Comisión de Recursos Hídricos del Río Amarillo del Ministerio de Recursos Hídricos emitió a las 19:00 horas del lunes una alerta azul por las condiciones de las inundaciones en el curso medio y bajo del Río Amarillo y una respuesta de emergencia de nivel IV para los desastres meteorológicos.

A principios de este mes se cancelaron cientos de vuelos en Beijing y otras ciudades cercanas, y se cerraron escuelas y lugares turísticos a causa de las lluvias torrenciales y los vientos huracanados que azotaron la región.

200 AÑOS DEL CHILE EN NOGADA