Todos los días estamos expuestos a una gran cantidad de información que nos llega desde diferentes plataformas y, tristemente, la mayoría de esa información está relacionada con violencia de diferentes tipos.

Al ser empáticos recogemos gran parte del estrés sufrido por las víctimas de la violencia. Según un artículo publicado por The New York Times, vivir en un mundo conectado digitalmente nos está insensibilizando según la psicóloga Gadhia-Smith.

“Con la frecuencia de los tiroteos y los ataques terroristas, hay una sensación de ansiedad que se está acumulando en las personas”, dijo, “una sensación de vulnerabilidad e impotencia”; “Hay un elevado estado de alarma, pero también podría haber un poco de insensibilización”.dijo la Dra Gadhia-Smith según el artículo de The New York Times.

El artículo de The New York Times menciona que el flujo de noticias en redes sociales puede ser traumático. Según el artículo un equipo de investigadores de la Universidad de Bradford, Inglaterra, dijo que la exposición a imágenes violentas en las redes sociales puede causar síntomas similares al síndrome de estrés postraumático.

Entonces, ¿qué podemos hacer para no afectar nuestras emociones, mientras navegamos en redes sociales?

Aquí una lista de 4 consejos para calmar tus emociones:

1. Cuidarnos a nosotros mismos

Debido a la facilidad con la que podemos informarnos hoy en día es bastante común querer estar al tanto de las noticias lo más pronto posible. Pero esto puede aumentar la ansiedad según The New York Times. La recomendación es definir los momentos para informarse.

2. Analiza tus emociones

Es común que al tener un ataque de ansiedad sucumbamos al pánico. Y hay que tratar de racionalizar que aunque exista información de ataques en lugares públicos es poco probable estar en uno. Por eso si analizamos con detenimiento el origen de nuestra ansiedad podemos medir nuestra reacción para que no sea desproporcionada.

3. Tómate un tiempo para respirar

Según el artículo de The New York Times, una guía del FBI para enfrentar el terrorismo, invita a los ciudadanos a cerrar los ojos y respirar profundamente para calmarse. Además la guía aconseja tener un plan para contactar con tu familia si algo pasa, y los medios de comunicación fallan.

4. Haz tú vida normal

Al tomar demasiadas precauciones aviva el miedo y alimenta la ansiedad. Lo mejor es estar preparado para cualquier cosa mientras vives con tranquilidad.

 Texto originalmente publicado por: El Economista