Tlaxcala  “No les guardo rencor. No ganaría nada si les hiciera algo, nada le devolvería la vida a mi hija”, comenta el señor Reyes Contreras, padre de Jazmín, la joven que fue asesinada por dos de sus compañeros de trabajo en Tlaxcala.

La familia Contreras López compartió el dolor que sintió durante la audiencia del miércoles al escuchar la declaración de los agresores de la joven.

El señor Reyes dijo que aunque uno de los atacantes es su familiar no les guarda rencor.

En la habitación en la que la familia reza los rosarios para Jazmín, aún se aprecian las velas encendidas y un par de imágenes de la joven.El novio de Jazmín, Francisco Romagnolli, relató cómo fue la última mañana que compartieron. “Me preparó el desayuno (…) me hace mucha falta”.

Texto publicado originalmente por:  Debate