La solicitud será escuchada y resuelta este miércoles en nuevas audiencias judiciales entre el exdirector de Pemex y la Fiscalía General de la República

Expansión Política 

Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), solicitó 60 días más para el cierre de la investigación complementaria en los dos procesos penales que enfrenta por posibles actos de corrupción: el de Odebrecht y el correspondiente a Agronitrogenados.

El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) informó este martes sobre la petición de la defensa del exfuncionario, que será resuelta en audiencias judiciales citadas para este miércoles por la mañana.

“La defensa solicitó un plazo adicional de investigación complementaria de 60 días”, indicó el CJF.

“Para tal efecto, al ser una decisión que requiere de audiencia con la presencia de la defensa y a la Fiscalía (General de la República), se citó a una audiencia el miércoles 8, a las 10:00 am, respecto de la causa penal 211/2019, y a las 10:30 de la causa penal 269/2019”, añadió.

Lozoya, quien encabezó Pemex durante los primeros años del sexenio del priista Enrique Peña Nieto (2012-2018), fue extraditado a México en 2020 tras ser detenido en España.

En principio, aunque fue vinculado a proceso penal por ambas causas, el Poder Judicial de la Federación determinó que enfrentara los cargos en libertad.

Esto cambió a principios de noviembre, cuando se venció el plazo para que presentara las pruebas que afirma tener en contra de otras personas supuestamente ligadas a actos corruptos y, a petición de la FGR, se ordenó prisión preventiva justificada en su contra. Desde entonces, se encuentra en el Reclusorio Norte.

Dentro de la causa penal por el caso Odebrecht, Lozoya es acusado de haber recibido sobornos millonarios de parte de la empresa constructora brasileña a cambio de contratos de obra pública.

Él afirma que recibió esos pagos por órdenes del entonces secretario de Hacienda, Luis Videgaray, y del expresidente Peña Nieto, y que también estuvieron involucrados decenas de políticos más.

Dentro de la causa penal por Agrinitrogenados, se la acusa de recibir sobornos para que Pemex comprara la planta de fertilizantes de Agronitrogenados a la empresa Altos Hornos de México, pese a que se trataba de una instalación en mal estado.