La última actualización de WhatsApp, anunciada el lunes pero activada durante las últimas horas, ha puesto en pie de guerra a muchos usuarios, que critican los cambios introducidos por la aplicación de mensajería instantánea.

WhatsApp cumple ocho años el viernes, y ha querido celebrar el aniversario con esta “mejora” que ya incorporan otras redes sociales. La nueva funcionalidad permite añadir  fotos, vídeos y GIFs a los estados y enviarlos a nuestros contactos. Hasta ahora, el usuario solo podía componerlo con una frase y emojis (emoticonos).

El quid del cambio es que ese estado solo dura 24 horas, y que a menos que configuremos su privacidad, será compartido con todos nuestros contactos. WhatsApp ha insistido en que todos los estados que se envíen estarán encriptados.

Aquellos a los que ya se les haya actualizado la aplicación observarán que hay una nueva pestaña llamada “Estados” junto con las habituales “Chats” y “Llamadas”. La pestaña “Contactos” ha desaparecido con el cambio.

La actualización, lejos de provocar el aplauso de los usuarios, ha generado una lluvia de críticas y bromas. La etiqueta #WhatsApp fue trending topic el martes y a primera hora de este miércoles.

Algunos han criticado la poca originalidad del cambio —ya existe algo parecido en Snachap y Facebook e Instagram lo bautizaron como “Stories”—, mientras que otros ponen el foco en los problemas de privacidad. Ante tanta crítica, hay quien insta a cambiar de app de mensajería instantánea. Veremos si ocurre.

 

 

Texto publicado originalmente en: www.eitb.eus