Pese a que la Secretaría de Salud aseguró -a través de un comunicado- que esta situación no afectaría los servicios en este nosocomio, a decir de familiares de los pacientes, se suspendieron las cirugías programadas y en el caso de urgencias el servicio es todo un caos.

Todas las áreas están fuera de servicio y solamente se encuentra el personal de intendencia; hasta el momento no se ha iniciado el proceso de reparación debido a que no encuentran la falla pero, el problema inició en uno de los inodoros que presentaba fuga, anteriormente se menciona que ya había sido reportado pero no lo atendieron.

El personal está llevando a cabo una investigación para saber quiénes fueron los responsables de dicho acontecimiento.

Con información de: Municipios Puebla