A lo largo de su carrera la “ex reina de la radio” se ha visto envuelta en una gran cantidad de escándalos

Por: Ignacio Badillo

Nayeli Salvatori, mejor conocida por su anterior dirección de un espacio radiofónico llamado “Está cabrón” en la estación de nombre EXA, se ha visto envuelta en una gran cantidad de escándalos, todos, derivados de su personalidad y la forma de hacer su trabajo.

Durante su paso por EXA, se vio involucrada en un sinfín de reclamos y quejas por parte de radioescuchas y ‘colegas’ del medio debido al contenido de su espacio radiofónico, en el cual solía hacer bromas pesadas, además de denigrar, evidenciar y humillar a las personas a quienes les hacía las bromas. El caso más sonado fue cuando se presentó ante una mujer como “La doctora González” del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMMS), asegurándole sobre su conocimiento de la situación de violencia que la señora en cuestión sufría por parte de su esposo; la mujer, sin saber que estaba al aire, confesó, incluso con llanto, el maltrato que sufría, lo cual no fue bien visto por cierta porción del público, tal fue el desagrado que recibió una denuncia ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) por acoso, usar la identidad de otra persona y hacerse pasar como personal del IMMS.

Otro de los escándalos en los que Nayeli se ha visto involucrada, es en la ruptura y distanciamiento familiar de la familia Montero Rossano, luego de que la hermana, Ana Montero -directora de Grupo Tribuna-, decidiera cerrarle los micrófonos a Nay por las constantes humillaciones que ejercía ante los radioescuchas, como bien se mencionó en el anterior párrafo; luego de su salida, Salvatori se casó con Montero Jr., lo que provocó la ruptura definitiva dentro de la dinastía Montero; luego de ello, los recién casados decidirían abrir su propia empresa “Nay Salvatori” y Ana Montero se quedó con Tribuna Comunicaciones.

Uno de los escándalos más recientes fue el de la famosa “Semilla de Brasil”, que era un producto “milagroso” que tenía como función principal la reducción de peso; para la promoción de dicho producto, Nay habría firmado un contrato con Claudia Montesinos, para lo cual, el beneficiado de la Semilla de Brasil sería su esposo, quien, meses más tarde aceptaría haber asistido con una doctora en alimentación para bajar de peso y la Semilla la habría utilizado para los kilos finales. Después de todo un bombardeo por parte de las personas y los medios de comunicación, Nay aceptó formar parte de un fraude, sin embargo, no dejó de promocionar el producto en sus redes sociales.

Actualmente Nay Salvatori se ha sumado a las filas del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y buscará una diputación federal por el Distrito 10 en San Pedro Cholula, todo, luego de su trayectoria llena de controversias.