Muy Interesante

Una de las mayores incógnitas de la historia es la alineación y método de construcción de grandes monumentos como las pirámides de Guiza.

Durante cientos de años, investigadores de todo el mundo han encontrado una relación entre los puntos cardinales y el modo en el que grandes edificios están orientados. Te decimos cómo hacían los antiguos egipcios para construir basándose en la Astronomía.

 

La alineación con las estrellas

Según The Independent, dos estrellas conocidas como Megrez y Phad, en la constelación Ursa Major podrían haber sido clave para la construcción de estas inmensas pirámides. Las estrellas mencionadas pueden verse durante toda la noche y su posición más baja se usaba para marcar el norte. Se  utilizaba un instrumento llamado merkhet, un artefacto que servía para cronometrar y seguir la alineación de las estrellas y definir los puntos cardinales.

La alineación con el equinoccio de otoño

Otra teoría dice que para conseguir una precisión casi exacta, los egipcios utilizaron una técnica de medición a partir de las sombras del Sol en el momento del equinoccio. Los constructores usaban una varilla llamada gnomon, que clavaban en el suelo para que proyectara sombras. Después, marcaban las diferentes sombras a medida que transcurría el equinoccio de otoño y trazaban un arco las marcas.

Luego, ataban una cadena al gnomo y la utilizaban para dibujar un círculo a su alrededor. Los dos puntos en los que el círculo y el arco se interceptaban, eran los puntos cardinales, los cuales, hasta la fecha, coinciden con las esquinas de las pirámides.

Aunque no existe una teoría definitiva de la manera en la que los egipcios usaban las estrellas, se han encontrado múltiples instrumentos y documentos históricos que demuestran el avanzado pensamiento de estas sociedades y la importancia que le daban a la Astronomía.