Huffignton Post

Rosario Robles, secretaria de la Sedatu, presena el informe en torno al proceso de reconstrucción en los estados afectados por los sismos del 7 y 19 de septiembre del año pasado, en Ciudad de México, el 9 de enero de 2018. La secretaria de la Sedatu, Rosario Robles, está envuelta en un nuevo escándalo por desvíos millonarios a través de empresas fantasmas en el extranjero. El diario Reforma publicó (solo suscriptores) que cuando Robles era titular de la Sedesol, de diciembre de 2012 al 26 de agosto de 2015, y de la Sedatu, del 27 de agosto a la fecha, se transfirieron 1,311 millones de pesos a Monex y a CI Banco, de donde se dispersó a cuentas domiciliadas en distintos países. De acuerdo con tres auditorías forenses de la ASF, D17002, D17011 y D17012, las dos dependencias firmaron convenios con dos entidades para eludir los requisitos de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público. Sedesol y Sedatu firmaron convenios con Radio y Televisión de Hidalgo y el Sistema Quintanarroense de Comunicación Social, respectivamente, quienes a su vez subcontrataron a 84 proveedores, de las cuales 13 resultaron ser empresas fantasmas, a las que les encargaron parte de los trabajos solicitados por las dependencias.

“En el caso de las transferencias enviadas a Monex se trata de 37.1 millones de pesos, con los cuales se compraron dólares que fueron transferidos a cuentas en China, Ecuador, Bélgica, Israel, y EU a nombre de Desarrollo Comercial El Olivo y Servicios Empresariales Helte”, reporta Reforma. Por su parte, en CI Banco se depositaron 28.9 millones de pesos que fueron transferidos a America Highway Electronics Network y Comercializadora Texdenim, en Corea del Sur, China y Pakistán. Se espera que las auditorías sean entregadas a la Cámara de Diputados y si los entes fiscalizados no pueden desvirtuar las irregularidades, la ASF podría interponer una denuncia ante la PGR.