En lomas ejecutaron al Rey del Huachicol; detuvieron al Hombre del Millón, viven narcotraficantes y lavadores de activos

Japhet Alcocer

Uno de los fraccionamientos más exclusivos de Puebla, Lomas de Angelópolis, se ha convertido en un verdadero refugio para delincuentes; en dicha zona, narcotraficantes, secuestradores, defraudadores y expertos en lavado de dinero viven y operan a diario sin problema alguno, evadiendo en todo momento el rigor de la justicia. Exclusivas Puebla te presenta una serie de datos relevantes sobre esta guarida de hampones que mantiene dos rostros ante la sociedad poblana: el primero, representando a una de las zonas más exclusivas del estado y, el segundo, como un centro de operaciones y escondite de delincuentes. Y es que cada vez es más frecuente encontrarse con información sobre la aprehensión o búsqueda de personajes que se anidan en Lomas de Angélopolis para cometer sus fechorías.

EL REY DEL HUACHICOL

Tan sólo hace unos días, en dicha zona fue encontrado sin vida el empresario Francisco Guízar Pavón, conocido comúnmente como “El Rey del Huachicol” o “El Rey de las Gasolinas”, quien fue asesinado de diez balazos (al menos) y cuya principal línea de investigación, hasta el momento, indica que se trató de un ajustes de cuentas.

Cabe recordar que “El Rey del Huachicol” en 2010 fue aprehendido por el delito de robo de combustible debido a que hurtó más 90 mil litros de gasolina en Jalisco, en ese entonces se desempeñaba como trabajador de Pemex, pero en poco tiempo fue liberado. Fue una fuente ministerial quien reveló que Francisco Guízar era integrante del grupo criminal Los Zetas y cuya función principal en la organización era la del robo de combustible, en especial en los estados de Puebla, Veracruz, Hidalgo y el Estado de México.

 

EL HOMBRE DEL MILLÓN

Fue en octubre de 2018 cuando en Lomas de Angelópolis agentes de la Policía Ministerial, en coordinación con agentes de Querétaro, aprehendieron a Erick Alejandro E. C., quien se autonombraba como el “Hombre del Millón” y quien al momento de su detención viajaba en un lujoso automóvil Audi R8. El “Hombre del Millón” fue acusado de cometer un fraude al estilo “Sitma”, y se sabe que operaba en diferentes estados de la República, entre ellos Puebla, y que por medio de la empresa “Internacional de Franquicias Elite” habría obtenido ganancias de hasta 63 millones de pesos. Con su empresa prometía jugosas ganancias a sus “socios” de hasta 10 por ciento por cada 100 mil pesos invertidos, sin embargo sólo regresaba una ganancia menor del 1.5 por ciento de lo prometido. Cabe recordar que después de ser detenido en Lomas de Angelópolis, fue trasladado al estado de Querétaro.

SECUESTRADORES, EL PAN DE CADA DÍA

En octubre de 2019, José Roberto Esquivel Ruiseco, vicepresidente de la Red Mexicana de Franquicias y Negocios (MFN) dio a conocer que al interior de Lomas de Angelópolis existen secuestros exprés, y detalló que fue una de las socias de la organización a la que representa quien estuvo a punto de vivir en carne propia un asalto al momento en que le lanzaron un huevo en el parabrisas de su vehículo con la intención de que se detuviera y así los maleantes pudieran realizar sus fechorías. Por otra parte, en febrero de 2015, la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto (DGADAI) de la entonces Procuraduría General de Justicia de Puebla (PGJ) informó sobre la detención de Edson “N”, de tan sólo 17 años de edad, en ese entonces estudiante de la preparatoria del Tecnológico de Monterrey y quien fue acusado de ser cómplice del secuestro y asesinato de un compañero. Fue el mismo titular de la DGADAI, Fernando Rosales Solís, quien informó que en un inicio los secuestradores pedían 15 millones de pesos por el rescate de su víctima, pero debido a que éste identificó a su secuestrador como su compañero de clases, los maleantes optaron por cometer el asesinato.

EMPRESAS LIGADAS AL LAVADO DE DINERO

“Les agradezco que estén invirtiendo sus recursos en este estado, como los 500 millones de pesos de My Residence”, éstas fueron las palabras que el ex gobernador panista Rafael Moreno Valle daba en octubre de 2016 a un grupo de inversionistas de Blueicon Technology, S. A de C.V, empresa vinculada a un esquema de lavado de dinero, según investigaciones de la propia Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la entonces Procuraduría General de la República (PGR). My Residence es un megaproyecto inmobiliario que se construye en un predio donado por el gobierno de Puebla al Consejo Coordinador Empresarial (CCE), dicho proyecto contempla el levantamiento de un lujoso complejo integrado por corporativos habitacionales, restaurantes, cines y clubes nocturnos, sin embargo la empresa encargada de realizarlo (Blueicon) forma parte de una investigación de la SHCP sobre rutas y redes de complicidad por el delito de lavado de dinero. Los principales socios de dicha empresa son Javier de Lope Fránces y Adolfo Ernesto Hernández Martínez, de acuerdo a la indagatoria C.I./PGR/UEAF/0001/2015-04 que en su momento hizo pública la revista Proceso.

Cabe destacar que la carrera exitosa y prosperidad de ambos personajes se relaciona con el inicio de gobierno del extinto Moreno Valle y según las indagaciones que presentaron en su momento la PGR y SHCP, donde confirma que los implicados han “utilizado instituciones del sistema financiero con el objeto de ocultar el origen y el destino de dichos recursos ilícitos, además de buscar darles una apariencia de legitimidad”. Por otra parte, después de dichas declaraciones y tras el escándalo del posible lavado de dinero proveniente del narcotráfico, autoridades confirmaron que inversionistas de Lomas de Angelópolis y del Distrito Sonata buscaban que esta zona se convirtiera en el municipio 218 del estado de Puebla. Estimado lector, estos datos tan sólo reflejan una parte de toda una red de asilo y operaciones de delincuentes, desafortunadamente Lomas de Angelópolis se ha convertido en un verdadero refugio de hampones, por eso Exclusivas Puebla estará al pendiente para seguir informando sobre lo que acontezca en este lugar de Puebla.