El argumento que recibió el autor Peter May en aquella época para no publicarla, fue que  era “distópica e irreal”.  En este 2020 se acaba de publicar dicha obra literaria tanto en formato digital como de forma impresa 

 

BBC

La novela “Lockdown” contiene inquietantes similitudes con la realidad que vive Londres con el coronavirus.

“Un escenario distópico e irreal”, fue la respuesta de los editores en 2005.

Londres, como otras ciudades del mundo, está en confinamiento absoluto por una devastadora pandemia.

Las calles están desiertas, los almacenes y las tiendas cerradas. Los servicios de salud están completamente abrumados y el primer ministro británico está al borde de la muerte en un hospital central.

¿Suena familiar? Pues ese es el trasfondo de la novela “Lockdown” (Confinamiento), escrita por Peter May y que fue rechazada por las editoriales hace 15 años.

Ahora, finalmente fue publicada y recibida con gran entusiasmo.

“Es extraordinario. Uno esperaría que las circunstancias fueran mejores para su publicación, pero sinceramente yo me había dado por vencido de que alguna vez se fuera a publicar”, dijo May a BBC Mundo.

 

El novelista escocés es reconocido por sus obras

Hoy el autor escocés goza de reconocimiento internacional por sus “best sellers” policiacos, pero en 2005 le costaba trabajo que le publicaran algo.

En Londres rigen medidas estrictas para combatir la pandemia.

“Otras novelas que escribí por esa época fueron publicadas posteriormente y tal vez, por eso, me olvidé completamente de ‘Lockdown’”.

Eso, hasta que alguien en su cuenta de Twitter le sugirió que escribiera una novela de suspenso con el trasfondo de lo que está sucediendo con el coronavirus.

“Me puse a pensar y de repente me dije: ‘Un momento, yo ya hice algo así’”.

Qué es el “código verde” que permite a la gente en China moverse libremente durante la pandemia de coronavirus (y por qué genera polémica).

Desenterró el manuscrito, lo leyó otra vez y se lo envió a su editor, quien sugirió que lo publicaran inmediatamente. “La respuesta entre los lectores ha sido abrumadora”, dice.

 

La ficción y la realidad

Lo que más sorprende es que el entorno de la novela es un reflejo exacto de lo que está pasando, no sólo en Londres sino en todo el mundo.

“La naturaleza imita al arte”, dijo una vez Oscar Wilde, el ingenioso autor irlandés del siglo XIX. Pero May reconoce que no todo estaba saliendo de su imaginación.

Las fuentes que utilizó cuando estaba investigando el tema eran muy reales: tres manuscritos -dos británicos y uno estadounidense- de los planes de los gobiernos a lado y lado del Atlántico para lidiar con una situación de pandemia le sirvieron como modelo.

En la novela de May, el primer ministro británico es hospitalizado a causa del virus, tal como ocurre en la vida real.

“En realidad, todo lo que hice fue tomar las proyecciones y predicciones de los científicos y planeadores de la época de cómo se prepararían para semejante pandemia, las consecuencias sociales para todos nosotros, nuestras vidas y nuestras economías y nuestras ciudades”, explicó.

La novela describe un confinamiento total, lo que muchos están viviendo en este momento. Calles desocupadas, negocios, tiendas, restaurantes y bares cerrados. La gente recluida en sus casas.

Los servicios de salud completamente abrumados por la cantidad enfermos, crematorios que no dan abasto con todos los muertos, la construcción urgente de hospitales de emergencia para lidiar con el número de pacientes.

De hecho, la novela empieza con el descubrimiento de los huesos de un menor asesinado, cerca de la construcción de uno de esos hospitales en el centro de Londres.

Curiosamente (y macabramente) al comienzo del libro el primer ministro británico muere del virus.

“Dios nos libre de que eso suceda, pero ahí está Boris Johnson en cuidados intensivos en el mismo hospital (St. Thomas´) que uso en mi ficción”, expresó 

Peter May dice que, a pesar de ser oscura, en su novela se vislumbra esperanza.

 

Esperanza, después de todo

Aunque la novela narra una historia muy oscura, May sostiene que se puede vislumbrar un poco de esperanza en ella y también unas lecciones.

“Creo que en Gran Bretaña el público ha sido lento en entender las estrictas precauciones que se deben tomar para evitar el contagio de la infección, pero algo que se transmite muy claramente en el libro son las medidas cautelares que hay que tomar. Así que creo que eso es un mensaje positivo”, señala.

El drama del coronavirus en Nueva York, una ciudad paralizada con las morgues repletas y hospitales de campaña

May insiste en que no le gustaría que se le tome como alguien que se esté aprovechando de la miseria de otros.

De manera que asegura estar “donando todo el pago adelantado de este libro a las organizaciones caritativas y los individuos que combaten en primera línea contra el coronavirus. No anticipo hacer ganancias del libro”.

“Lockdown”, de Peter May, está disponible como libro electrónico y también ya fue publicado en papel el 30 de abril.