Carolyne Rodríguez

El director de Protección Civil Estatal, Rubén Darío Herrera, informó que las lluvias y trombas que se registraron durante el fin de semana provocaron deslaves que derivaron en el cierre de vialidades importantes y daños a tres viviendas al interior del estado. Así también, precisó que las carreteras fueron reabiertas y el apoyo a damnificados se está haciendo llegar. Detalló que, aun cuando los daños en el caso de carreteras provocaron la movilización de personal de Protección Civil, de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y de la Secretaría de Infraestructura, los daños son considerados como menores, esto, al no registrarse pérdidas humanas. Los municipios afectados por derrumbes que obstruyeron la circulación por varias horas fueron Cuetzalan, Tehuacán, y Teziutlán, siendo en esta última, donde también se requirió del apoyo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Agregó que los casos de viviendas inundadas sólo se presentaron en el municipio de Izúcar de Matamoros, donde tres familias resultaron con daños, por lo que fue necesaria la intervención de la Unidad de Bomberos y Cruz Roja, donde se está haciendo llegar apoyo en cosas como colchonetas, agua y acceso a algún albergue. Darío Herrera acotó que la instrucción de los municipios por donde atraviesan cauces de ríos como el Alseseca y Atoyac es de mantener las acciones de limpia, a fin de evitar que se genere algún desbordamiento que ponga en riesgo a familias que asientan en las laderas. Finalmente, solicitó a los poblanos estar pendientes de las recomendaciones que den las autoridades de sus localidades, ya que éstas son las facultadas para notificar, en caso de que sea necesario, un desalojo.