Por: Karen Marín T.

El aún delegado del IMSS, Enrique Doger Guerrero, declaró que “está listo para enfrentar las elecciones más complicadas” como candidato a la gubernatura de Puebla en las votaciones del primero de julio.

Este fin de semana tuvo una reunión con militantes de su partido, y en entrevista posterior, declaró no tener miedo de participar en una terna para elegir al candidato oficial que pugnan sus compañeros Juan Carlos Lastiri, Lucero Saldaña hasta José Chedraui.

Doger manifestó que su candidatura “no está negociada” y que permanece en espera del proceso para seguir el protocolo: primero su renuncia a la delegación del IMSS. También adelantó que no piensa declinar por nadie.

Asimismo, reiteró que puede ganar una elección como sucedió hace 14 años cuando fue electo presidente municipal de Puebla y siete años después, logró ser diputado federal por el voto de los poblanos que confiaron en su proyecto.

De momento, se ha reunido con políticos como Guillermo Deloya –quien ha sido destapado como aspirante a la alcaldía de Puebla– y su compañero, Luis Antonio Godina.

Sobre la llegada del ex senador panista al equipo del PRI a la Presidencia de México con José Antonio Meade, Doger dijo que la política “no la entiende ni una sola persona” y que los militantes del albiazul deben cuidarse de la polémica.

“Sin duda el senador es un hombre polémico, tiene una trayectoria importante, en algún tiempo fue integrante del PRI, ahora simpatiza con la campaña de José Antonio Meade, los que se deben de preocupar son quienes fueron sus compañeros, los conoce bien, particularmente a Ricardo Anaya, pues seguramente será muy crítico de sus posturas”, finalizó.