Víctor Gutiérrez

Momentos en los que intentaba robar en el interior de una casa en compañía de otros dos sujetos, un presunto ladrón fue asegurado y linchado a golpes por vecinos de la comunidad de San Gabriel Ometoxtla, perteneciente al municipio de Juan C. Bonilla.

Aunque se presume que pudieron ser más de tres los responsables de ingresar a una casa para robarla, hasta el momento la mayoría de los habitantes de esta comunidad enclavada al oriente de la capital poblana, aseguran que eran tres los maleantes que intentaron darse a la fuga, dos de los cuales lo consiguieron al evadir a la turna enardecida, pero el tercero fue retenido por los vecinos, sin darle oportunidad de abordar un vehículo que se dice ya los esperaba a las afueras del inmueble.

Para la trágica suerte de este hombre, los pobladores se organizaron y al reunirse alrededor de una centena, decidieron llevárselo a la plazuela principal, que está a un costado del templo de esa localidad, donde lo ataron a un poste.

Ahí, los vecinos uno por uno lo empezaron a golpear hasta que hartos de la inseguridad, un grupo mayor de personas hicieron lo propio para castigar al delincuente. Cabe señalar que la policía de Juan C. Bonilla ni de San Pedro Cholula pudieron hacer algo por salvar a ese hombre, pues la misma población se los impidió al cerrarles el paso a la plaza central.

En ese álgido momento en el que los habitantes impidieron la labor de los uniformados, los quejosos expresaron su descontento contra las autoridades del lugar, porque éstas no han mandado a clausurar dos bares que se encuentran ubicados en el centro de la comunidad, y que al parecer han sido causantes de diversos disturbios, en el que además se presume de la muerte de dos personas en diferentes hechos y riñas.

Derivado de lo anterior y ante el enojo de los vecinos de San Gabriel Ometoxtla por la actitud tomada por parte de los oficiales, éstos se ensañaron con el delincuente que tenían retenido y lo remataron a golpes hasta dejarlo inconsciente y lleno de sangre. Minutos después, el sujeto dejó de respirar y fue entonces cuando alguien se percató de ello y los habitantes se retiraron poco a poco del lugar, y fue entonces hasta ese instante que los policías pudieron ingresar a la plaza principal, tan sólo para confirmar de la muerte de ese hombre, que permanece en calidad de desconocido y sólo fue para solicitar la presencia de las autoridades ministeriales para llevar a cabo las diligencias correspondientes para el levantamiento de cadáver de un presunto ladrón más en Puebla.