Por Mino D’Blanc.

“45RPM” es el nombre del octavo disco como solista de Leonel García. Cabe mencionar que lo lanzó a inicios del 2020 y que detuvo brevemente por el lanzamiento de “Amor Pasado”.

El disco está conformado por 17 tracks más algunas versiones acústicas, en las que Leonel García muestra la amplísima paleta de sonidos que domina.  

En él, reunió artistas de muy variados géneroscomo Nicole Zignago en “Miento”, Pedro Capó & Dani Martín en “De rodillas”, Sabino en “Déjame olvidar” y Daniel, me estás matando con su bolero glam “¿Pa’ Qué?”.

En el video “Para la eternidad” cuenta con la actuación de Ximena Sariñana y Jonaz (de “Plastilina Mosh”). 

Leonel García anunció recientemente su “Amor Vito Tour”, gira que arrancará el próximo sábado 12 de junio en el Teatro del Parque Interlomas en formato presencial y en formato virtual a través de la página e-ticket. También dio a conocer su participación próxima con Deezer a través de un podcast en el que hablará sobre su trayectoria como compositor.

En conferencia virtual de medios, Leonel García platicó sobre “45RPM”.

Agradecemos las finas atenciones del licenciado Miguel Ángel Hidalgo, de Sony Music, para la realización de nuestro trabajo periodístico.

-Su camino como solista:

Ha sido un camino interesante desde que salí de “Sin Bandera” la primera vez, aunque ahora “Sin Bandera” está de vuelta. Hacerte un camino nuevo, es interesante comenzar prácticamente de cero, a tratar de convencer a la gente de que tu trabajo como solista también tiene algo que decir. Ha sido años de muchos aprendizajes, muy bonitos, muy enriquecedores, donde me di cuenta que tenía muchas cosas que tenía que aprender y que no sabía, ni siquiera de estar en “Sin Bandera” siete años, había muchas cosas que no había aprendido a hacer. Fue muy bonito porque ahora me siento mucho más tranquilo, mucho más completo. Entiendo al público cuando tengo un público enfrente ahora y eso también es algo que ha terminado por ayudar a “Sin Bandera”. Es algo que es como un círculo virtuoso. Ahora tengo este reto que no tenía que es tratar de que la gente termine por saber que Leonel García como cantautor aquí va a estar, aquí me voy a quedar. Es algo que además de que “Sin Bandera” exista y siga existiendo, mi carrera como compositor y como solista no va a dejar de estar y es un mensaje que tengo que dejar muy claro.

-Sobre el álbum “45 RPM”:

El nombre me gusta mucho por muchas razones. Se ve muy “cool” números y letras. La verdadera razón es que así se le nombraba a los viniles cuando los inventó hace muchísimos años la RCA Víctor. Eran los sencillos, que eran una canción por lado y giraban a esa velocidad de 45 revoluciones por minuto y curiosamente este álbum lo hice cuando tenía 45 años; todos mis 45 años fueron hacer este disco, ya tengo 46, los cumplí en enero. Es una época interesante donde la juventud comienza a ser un tema; dices “mmm, ya no estoy tan joven” y qué significa eso, hasta dónde he llegado, qué he hecho con mi juventud, qué me falta por hacer, qué puedo hacer todavía que no he hecho a tiempo; son muchas preguntas que tienen que ver con el disco y que tienen que ver con el tipo de canciones que están y con la búsqueda que hice hacia mi infancia, hacia mi juventud, hacia mis influencias, hacia el futuro también, hacia qué artistas me están gustando ahorita que puedo incluir en mi trabajo y cómo cerrar el puente entre mi trabajo y mi futuro, que es algo también interesante a esta edad y que creo que es muy pertinente hacer, así que por esto se llama así el disco.

-Lo que piensa que faltó en este disco del pasado incluir y lo que faltó del futuro próximo:

Siempre te faltan cosas, es imposible abarcarlo todo. Hay muchos géneros que podía haber abordado y no abordé. Hay géneros tan chistosos y tan bonitos como el mambo, y digo chistoso porque tiene cierto sentido del humor; está la cumbia siempre, están elementos que viviste de niño, que bailaste en las fiestas, que escuchaste de tus abuelos, que los puedes abordar e inclusive hasta combinar con elementos de cultura y generar tal vez hasta un mambo más programado o una cumbia que tenga que ver más con el urbano o hay muchas cosas que podrías hacer. Hablando del futuro, hay muchas cosas por hacer. Está el trap, muchas cosas que no me he animado de lleno que también tienes que sentir y vibrar y sentir que son tuyas, pero poco a poco en los discos voy a ir incluyendo más cosas, voy a ir animándome a más, voy a ir arriesgándome a más, que creo que es un poco la misión que tengo de no detenerme. Mientras tenga vida me voy a dedicar a hacer música, entonces siento mucho de que falta muchísima música que hay que dar y nunca sabes cómo va a ser el futuro, nunca sabes en dónde vas a estar, cómo se va a vender la música, desde dónde la vas a vender, si va a ser digital o no, si va a venir una cosa nueva que venga y que ni siquiera nos imaginamos. Pero el amor que tiene uno por la música, ese no se acaba hasta que se acaba la vida.

-Los retos a los que se enfrentó para componer las canciones de “45RPM”:

Al escribirlas pienso que el principal reto siempre es tu pasado. De lo que he escrito hasta ahora ha habido canciones que no me gustó lo que pasó con ellas, ha habido canciones que les ha ido muy bien y que te intimidan porque te preguntas si habrá una canción que le vaya tan bien como lo fue a esa y te pones a pensar en X, Y, Z de tus canciones de antes. El reto y el problema es quitarte eso de la cabeza. El gran reto es no compararte ni contigo mismo, ni con nadie más y dejar que las canciones nuevas aparezcan naturalmente. Habrá unas que tengan el éxito de otras, habrá otras que no, pero el chiste es que fluyan naturalmente, que vengan de un lugar de honestidad y no de un lugar de estar buscando obtener un resultado que eso te aleja. Lo he dicho últimamente mucho porque lo siento últimamente mucho de que hay que alejarse del resultado para obtener realmente algo que valga la pena. A la hora de grabar el obstáculo más grande fue el COVID, el cómo nos juntamos para meternos al estudio para grabar esto. Además yo estaba produciendo y con la responsabilidad de sacar esto adelante. Fue muy interesante poder trabajar en grupos pequeños, con poca gente, todos protegidos, con sana distancia y aún así lograr sacar adelante un trabajo emocionante, emocional, con mucho entusiasmo por parte de los músicos de mi banda y tener estas participaciones de artistas que invitamos, de traerlos al estudio, cuidarlos, protegerlos, que nadie se fuera a enfermar. Siendo yo el productor también tienes esos termocillos de cómo va a salir, de cómo va a quedar, de cómo quedaron tus discos anteriores que no produjiste tú comparados con este y una vez más el problema de no estar pensando en eso, de no dejar que los temores te detengan, de dejar que las cosas fluyan y sean como tienen que ser.

-Las influencias musicales que tuvo al grabar “45RPM”:

Tengo muchas influencias musicales siempre porque estoy escuchando música todo el tiempo, pero al mismo tiempo trato de no copiar a nadie, de no porque tengas una influencia musical digas “voy a hacer ese sonido, voy a hacerla como esa melodía”. Entonces dejo que las influencias trabajen de una manera más subconsciente que consciente; sí están ahí, pero no las voy a manifestar de manera consciente. Y seguramente muchas cosas de mis héroes y de muchos de mis nuevos héroes, porque también hay muchos chavitos en sus veintes, en sus treintas, que también me están enseñando muchas cosas, desde todo el movimiento argentino que hay ahorita del rap, del hip hop y del trap, artistas muy interesantes que están surgiendo allá y del movimiento español que tiene artistas muy interesantes que están haciendo cosas cercanas al trap, también al folk. Es muy interesante lo que está pasando. También mis leyendas como Steve Wonder, Jovin o los boleros de los años 30s, 40s. Todo esto está ahí un poco en el disco y creo que se nota.  

-Sus canciones preferidas de este disco:

“Para la eternidad” es una de mis canciones favoritas. Inclusive cuando la canto acústicamente con la pura guitarra, me gusta mucho cómo está construida, cómo está hecha la letra. Otra de mis canciones favoritas de este disco es “Miento”, se me hace una canción muy bonita, melódicamente y armónicamente se me hace muy poética. Es un disco que tiene muchos diferentes géneros y diferentes tipos de canción y sirve para diferentes momentos, entonces más bien depende del estado de ánimo en el que estoy, me gusta más una o más otra.

-El cambio que nota en él antes y después de “45RPM”:

Me siento más libre. Interesante porque es la primera que vez que usando mi nombre produzco un disco mío, entonces me siento más capaz, con más conocimiento de cómo puede ser el futuro, de cómo puedo seguir produciendo cosas y haciendo más cosas; fue de mucho aprendizaje. También me siento mucho más relajado respecto al resultado. A veces uno relaciona mucho hacer música con cómo le va a ir a la música, si va a ser un éxito, si va a tener grandes ventas, si le va a gustar mucho a la gente con la que trabajas o no. Eso siempre influye mucho en cómo trabajas, en cómo creas y pienso que ahora me siento mucho más liberado de eso que antes. Estoy haciendo lo que realmente quiero hacer sin que me importe mucho qué va a pasar, cada vez me siento más así y eso me gusta porque creo que estoy haciendo mejores cosas o al menos cosas que me gustan más a mí y espero que la gente sienta eso también, a veces coincides, a veces no, pero creo que la gente lo está recibiendo muy bien.

-Sobre su primer concierto presencial después de la pandemia:

Estoy muy contento. Es un concierto que vamos a hacer con un público muy reducido aquí en el Teatro del Parque aquí en Interlomas, en una de las zonas conurbadas de la Ciudad de México. Van a haber 400 o 500 personas ahí, lo cual ya se siente como un concierto y por eso me animé a hacer un streaming también, porque no había querido hacer un streaming, porque se me hacía muy frío sin tener público; no sentía que fuera lo mismo y no me gustaba la idea. Ahora que ya vamos a tener un público nos animamos a también hacerlo híbrido que es un concierto con público presente y virtual también y esperemos que esto abra las puertas. Ya estamos cerrando fechas para Guadalajara, para Monterrey, para que se empiece a mover esta maquinaria que ha estado parada por tanto tiempo y volver a ver a nuestra familia musical, a nuestros músicos, a nuestro staff, a nuestra gente que no han podido trabajar con nosotros por tanto tiempo.