En estos momentos, integrantes de la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados se reúnen a puerta cerrada con integrantes de las Fuerzas Armadas.

La reunión se desarrolla en las oficinas del titular de la Sedena, Salvador Cienfuegos y analizan el contenido de lo que será la nueva ley de Seguridadinterna.

La presidenta de la Comisión, la priísta Paloma Guillén Vicente, dijo que la dictaminación de este tema se podría dar en su instancia legislativa en la segunda quincena de febrero.

Organizaciones de la sociedad civil han criticado el contenido de las iniciativas existentes, pues las califican de vagas y peligrosas porque abren la puerta a la militarización del país.

Por su parte Jorge Ramos, presidente de la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Diputados, resaltó el avance del debate sobre el Mando Mixto Policial en el que dijo, “las fracciones parlamentarias ya están llegando a acuerdos”.

Incluso el perredista Rafael Hernández quien es secretario de la Comisión de Gobernación, llamó a las fracciones del PRI y del PAN a no precipitar la aprobación de la Ley de Seguridad Interior.

“Dichas propuestas carecen de constitucionalidad y proponen prácticamente que las fuerzas armadas se hagan cargo de la seguridad pública; no las compartimos por ser violatorias de instrumentos internacionales firmados por el Estado mexicano y apelamos más a un proceso de intercambio con especialistas en la materia de seguridad”, aseveró.

 

Texto publicado originalmente en: La Silla Rota