Un reporte de Goldman Sachs señaló que solo siete compañías petroleras –Exxon, Chevron, Shell, Total, Eni, BP y Statoil– dominan la inversión en grandes y complejos proyectos de crudo.

De acuerdo con el documento, el declive de los precios del crudo reinició el panorama de competencia: las compañías nacionales buscaron economizar y regresar a sus orígenes locales.

La institución financiera reveló que, de 2004 a 2014, el número de compañías que realizan una decisión final de inversión (FID, por sus siglas en inglés) han caído de 50 a siete.

Gráfica: Forbes Staff

“La fragmentación que diluyó los retornos de la industria a través del ciclo ascendente del precio del petróleo entre 2011 y 2014 ahora está comenzando a revertirse”, dijo Michele Della Vigna de Goldman Sachs Research en el reporte.

“Exxon, Chevron, Shell, BP, Total, Eni y Statoil han emergido como las nueve ‘siete hermanas’ de nuestra época”, dijo Vigna.

El término de las “siete hermanas” se refiere a un concepto que se usó de 1940 a 1970 para describir a las empresas extranjeras que controlaban el petróleo en Oriente Próximo, particularmente en Irán.

En México, algunas de estas “hermanas” han materializado su dominio en proyectos de largo plazo: la italiana ENI obtuvo el primer contrato petrolero en México el 30 de septiembre de 2015 donde espera producir 1.6 millones de barriles diarios.

Chevron firmó un contrato para explotar con Pemex aguas profundas en México en diciembre de 2016.  La licencia de explotación del sector privado y público corresponde al bloque 3 norte del cinturón plegado perdido en el Golfo de México, donde se espera una inversión de 2,000 millones de dólares (mdd).

 Total y Exxon ganaron un contrato para la segunda área del Cinturón Plegado Perdido (CPP), de 2,977 kilómetros cuadrados. El consorcio franco estadounidense ofreció al gobierno mexicano una regalía adicional de 5%, por encima del mínimo 3.1% solicitada por las autoridades, y un factor de inversión adicional de 1.5.

Mientras el mercado de grandes proyectos petroleros se dirige a favor de las ‘siete hermanas’, el mercado global energético continúa moldeándose por las megatendencia del gas shale en Estados Unidos y el boom de la energía renovable.

Texto publicado originalmente por:Forbes México