Este proyecto es una iniciativa de Elon Musk, dueño de ambas empresas

Por: Redacción

El Falcon Heavy de SpaceX, conocido como el cohete más poderoso del mundo, despegó el día de ayer en la base de Cabo Cañaveral, Florida, con el propósito de llegar cerca de la órbita de Marte.

En este viaje al espacio se lanzó una carga útil específica, donde estaba integrado el primer Tesla Roadster fabricado, el auto pertenecía a la colección personal de Elon Musk, CEO de Space X (empresa dueña del cohete) y Tesla (empresa que fabricó el Roadster)

Cuando se le preguntó en Twitter por qué quería lanzar un auto de cien mil dólares (1 millón 825 mil pesos) respondió: “Me encanta la idea de que un automóvil se mueva aparentemente sin fin a través del espacio y tal vez sea descubierto por una raza alienígena millones de años en el futuro”.

SpaceX ha dicho que el cohete será capaz de enviar humanos a Marte, a pesar de que SpaceX planea construir un sistema completamente diferente para ese viaje, mismo que, de tener éxito el actual proyecto, verá la luz en un periodo de 10 años.

Eso abre toda una gama de oportunidades de negocios para SpaceX, que ha liderado una nueva era de vuelos espaciales en la que las empresas, no solo los gobiernos, impulsan la industria.

Cabe señalar que el Falcon Heavy tiene un precio de 90 millones de dólares. Eso es 45 por ciento más caro que el cohete Falcon 9 que SpaceX ha utilizado para cada misión desde 2012.