• La comunidad internacional manifestó su repudio por el episodio contra la ciudad ucraniana que, hasta el momento, se cobró la vida de 23 personas e hirió a un centenar

  • “El secretario general está consternado por el ataque con misiles contra la ciudad de Vinnytsia en el centro de Ucrania que, según los informes, mató al menos a 23 personas, incluidos 3 niños, e hirió a más de 100″

Redacción

El jueves, la comunidad internacional alzó su voz contra lo que fue definido como un terrorífico ataque ruso contra la población civil en Vinnytsia, una ciudad del centro de Ucrania hasta ahora ajena al fuego de la guerra. Al menos 23 personas murieron, y muchos más resultaron heridos.

La Unión Europea (UE) condenó duramente el ataque, al que calificó de “atrocidad”.

“La Unión Europea condena en los términos más enérgicos estos continuos ataques indiscriminados contra objetos civiles, incluidos hospitales, instalaciones médicas, escuelas y refugios”, dijo la UE en un comunicado.

El secretario general de la ONU, António Guterres, fue otro de los que se mostraron “consternados” por el ataque con misiles.

“El secretario general está consternado por el ataque con misiles de hoy contra la ciudad de Vinnytsia en el centro de Ucrania que, según los informes, mató a al menos a 23 personas, incluidos 3 niños, e hirió a más de 100″, aseguró el portavoz de Guterres en un breve comunicado.

La nota subraya que el secretario general “condena cualquier ataque contra civiles o infraestructura civil” y reitera su llamado a que los responsables de este tipo de violaciones rindan cuentas antes la Justicia.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, calificó lo sucedido como “acto abierto de terrorismo” y pidió la formación de un tribunal especial para juzgar la agresión de Rusia.

“Los rusos atacaron el centro de Vinnytsia con misiles de crucero Kalibr lanzados desde un submarino en el mar Negro”, indicó el jefe adjunto de la Oficina del Presidente de Ucrania, Kyrylo Tymoshenko.

Según diferentes fuentes oficiales, de cuatro misiles Kalibr 3M-14E lanzados por Rusia, dos golpearon el centro de la localidad. Alcanzaron un edificio de oficinas y además otras infraestructuras también resultaron dañadas.

El portavoz del Mando de la Fuerza Aérea de Ucrania, Yuriy Ignat, indicó que las defensas aéreas destruyeron dos misiles.

La Fiscalía de Vinnytsia, que abrió un proceso penal por violación de las leyes y costumbres de la guerra y asesinato premeditado, explicó que edificios residenciales, administrativos y oficinas sufrieron “destrucción y daños importantes”.

En Vinnytsia, las imágenes publicadas por los socorristas mostraban autos calcinados junto a un edificio de unos diez pisos quemado y destruido por la explosión.

Ante la conferencia de La Haya, a la que participaban los ministros de Relaciones Exteriores y de Justicia de la UE, Zelensky acusó a Rusia de ser “un país asesino, un país terrorista”.