Se estima que pasará sobre el Océano Atlántico y después se dirija hacia el sur de Nueva Escocia

 

LA DEPRESIÓN TROPICAL Claudette generó intensas lluvias sobre el norte de Alabama y Georgia el sábado por la noche. Claudette ya había arrojado hasta 30 centímetros (12 pulgadas) de lluvia en la costa de Mississippi.

Infobae

 

Claudette recuperó el lunes la categoría de tormenta tropical, en su avance hacia las carolinas, menos de dos días después de que 13 personas murieran, incluidos 8 niños en un choque de varios vehículos, debido a los efectos de la tormenta en Alabama.

Los niños fallecidos el sábado viajaban en una camioneta de un albergue juvenil para niñas víctima de negligencia o abusos. El accidente de tránsito se produjo cuando dos vehículos chocaron debido probablemente al mal estado de las carreteras, luego la camioneta en dónde se encontraban las niñas ardió junto a la Interestatal 65, unos 55 kilómetros al sur de Montgomery. Es probable que los vehículos patinaran sobre el agua, según el forense del condado de Butler, Wayne Garlock.

El choque también se cobró la vida de dos personas que viajaban en otro de los vehículos involucrados. Garlock los identificó como Cody Fox, de 29 años, y su hija de 9 meses, Ariana, ambos del condado Marion, Tennessee.

También varias personas resultaron heridas. “El condado de Butler ha tenido un terrible accidente y creemos que es el peor de todos los tiempos en nuestro condado. Muchos vehículos estuvieron involucrados, muchos heridos e incluso muertos”, informó en un primer momento la Policía local en su página de Facebook.

El sábado murieron también un hombre de 24 años y un niño de 3 cuando un árbol cayó sobre su casa junto a la ciudad de Tuscaloosa, indicó el capitán de la Unidad de Crímenes Violentos de Tuscaloosa, Jack Kennedy. Makayla Ross, una mujer de 23 años de Fort Payne, murió el sábado cuando su auto se salió de la carretera y cayó a un arroyo crecido, según dijo a WHNT-TV el viceforense del condado DeKalb, Chris Thacker.

También se buscaba a un hombre que se creía había caído al agua en una inundación en Birmingham, reportó WBRC-TV.

El lunes de madrugada, Claudette mostraba vientos máximos sostenidos de 65 kilómetros por hora, según dijo en un comunicado el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos. La depresión se encontraba 100 kilómetros al sur-suroeste de Raleigh, Carolina del Norte, y se desplazaba hacia el este-nordeste a 41 kilómetros por hora, según los meteorólogos.

Se esperaba que la tormenta pasara sobre el Océano Atlántico por la mañana, y después se desplazara cerca o al sur de Nueva Escocia el martes.

Se esperaban entre 3 y 5 centímetros de lluvia en zonas de Georgia y las carolinas. También era posible que hubiera tornados el lunes por la mañana en las costas de las carolinas.

Había una alerta por tormenta tropical desde Cape Fear, en Carolina del Norte, a la población de Duck, en los Outer Banks. El aviso anterior por tormenta tropical quedó cancelado.

La tercera tormenta tropical de la temporada de huracanes en la cuenca atlántica y la primera en afectar a Estados Unidos provocó este sábado inundaciones y tornados, que dejaron al menos tres heridos, un posible desaparecido y más de medio centenar de viviendas dañadas antes de degradarse a depresión tropical.

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA por sus siglas en inglés) reveló su pronóstico para este año. Se espera que en los próximos seis meses se formen entre 13 y 20 tormentas con intensidad suficiente para recibir un nombre, constituyendo lo que se denomina una temporada más activa de lo normal. De estas tormentas, se prevé que entre 6 y 10 terminarán siendo huracanes, de los cuales entre 3 y 5 pudieran ser huracanes mayores, es decir, huracanes de categoría 3 o más.

 

Intensa temporada de huracanes en el Atlántico, entre 13 y 20 tormentas en los próximos 6 meses

 “Esta es la peor tragedia de la que he sido parte en toda mi vida”, dijo Smith, quien acudió el domingo a la finca para hablar con el resto de los residentes, quienes habían regresado de Gulf Shores en otro vehículo y no vieron el accidente

Entre el 1 de junio y el 30 de noviembre habrá mucha atención a estos fenómenos climáticos, que afectan especialmente al Caribe, la costa este de América del norte y el golfo de México.

 

A modo de ejemplo de cuán activa se espera que sea esta nueva temporada de huracanes en el Atlántico norte, incluso antes de que empezara ya se ha formado la primera tormenta lo suficientemente fuerte como para recibir un nombre. Se trató de la tormenta subtropical Ana que surgió el 22 de mayo cerca de las costas de Bermudas. Por fortuna, de inmediato se degradó a depresión tropical y se alejó de las costas del país caribeño para adentrarse en el océano Atlántico, sin poner en riesgo a ninguna población.

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA por sus siglas en inglés) reveló recientemente su pronóstico para este año. Se espera que en los próximos seis meses se formen entre 13 y 20 tormentas con intensidad suficiente para recibir un nombre, constituyendo lo que se denomina una temporada más activa de lo normal. De estas tormentas, se prevé que entre 6 y 10 terminarán siendo huracanes, de los cuales entre 3 y 5 pudieran ser huracanes mayores, es decir, huracanes de categoría 3 o más.

A modo de ejemplo de cuán activa se espera que sea esta nueva temporada de huracanes en el atlántico norte, incluso antes de que empezara ya se ha formado la primera tormenta lo suficientemente fuerte como para recibir un nombre. Se trató de la tormenta subtropical Ana que surgió el 22 de mayo cerca de las costas de Bermudas. Por fortuna, de inmediato se degradó a depresión tropical y se alejó de las costas del país caribeño para adentrarse en el océano Atlántico, sin poner en riesgo a ninguna población.

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA por sus siglas en inglés) reveló recientemente su pronóstico para este año. Se espera que en los próximos seis meses se formen entre 13 y 20 tormentas con intensidad suficiente para recibir un nombre, constituyendo lo que se denomina una temporada más activa de lo normal. De estas tormentas, se prevé que entre 6 y 10 terminarán siendo huracanes, de los cuales entre 3 y 5 pudieran ser huracanes mayores, es decir, huracanes de categoría 3 o más.

Los estados más comprometidos

Los motivos por los que los expertos creen que esta será una temporada particularmente activa son las altas temperaturas de la superficie del mar del Atlántico subtropical y la falta de presencia del fenómeno de El Niño. El Niño es una corriente cálida atmosférica y oceánica en el Pacífico, que puede influir en las temperaturas y los vientos en el Atlántico. En años en los que se forma El Niño, aumentan los vientos del oeste en los niveles superiores a través del mar Caribe hacia el Atlántico tropical, lo que genera una barrera que impide la formación de huracanes -o al menos lo dificulta-.

De acuerdo a datos recolectados por la NOAA desde 1851 hasta el año pasado, el 40 por ciento de los huracanes que tocaron los Estados Unidos lo hicieron en Florida. El 88 por ciento de los huracanes mayores, tocaron tierra en Florida o en Texas. Poniendo a estos dos estados en el mayor riesgo, estadísticamente, de ser afectados en los Estados Unidos.

Con respecto a las tormentas tropicales, Nueva Orleans tiene cada año un 40 por ciento de probabilidades de ser afectada, entrando al podio de las ciudades que más riesgo corren junto con Miami y Cape Hatteras, en Carolina del Norte.

Si bien la temporada del 2021 se espera que sea muy activa, los expertos coinciden en que será más tranquila que la temporada del 2020, que rompió todos los récords. El año pasado hubo 30 tormentas con nombre, de las cuales 14 terminaron siendo huracanes, y de ellos, 7 fueron huracanes mayores.

Si bien estadísticamente en la historia, el sur de la Florida es la zona más afectada en los Estados Unidos por los huracanes, en los últimos 10 años ciudades como Nueva York se han visto más afectadas por huracanes, que ciudades como Miami.

 

200 AÑOS DEL CHILE EN NOGADA