El líder de la sección 23 del SNTE, Alejandro Ariza reveló que son 59 las escuelas que serán demolidas por los daños presentados por el sismo de 7.1 grados del pasado 19 de septiembre, sin embargo hasta el momento no han sido notificados sobre la reposición de clases en período de vacaciones o en fines de semana.
Del mismo modo indicó que serán 11 mil 726 los alumnos que deberán de ser reubicados en otras instituciones o en aulas temporales, en las cuales tomaran clases hasta finales de este año, agregó que otras 900 escuelas presentaron daños pero serán rehabilitadas para continuar sus labores, mientras que seis mil 900 tuvieron ligeras afectaciones.
Ante esta situación, Alejandro Ariza indicó que los docentes ya se encuentran preparados para reponer las clases perdidas a pesar de no tener indicaciones oficiales por parte de la SEP, por lo que negó que la suspensión afecte el desarrollo escolar de los alumnos.
“Estoy casi seguro que los maestros ya están pensando en trabajar horas extras no creo que haya necesidad de que los forcen a hacerlo responsablemente los maestros tendrán que recuperar en el tiempo que crean conveniente lo que se ha perdido”, dijo en entrevista.

 Texto publicado originalmente por: Diario Cambio