Parte I/III

 Por: Eduardo Sánchez

A finales de año, Puebla tendrá cambios de mandatarios a nivel estatal y municipal, José Antonio Gali Fayad y Luis Banck Serrato, dejarán sus puestos, no sin antes haber amasado una fortuna mediante empresas fantasmas.

La mayoría de las operaciones realizadas por la dupla Gali-Banck se habrían realizado durante 2017, teniendo como principal beneficiaria a la empresa “Servicios Administrativos ASBO S.A de C.V”.

 

Luis Banck tomó posesión de su cargo el 21 de febrero de 2016, su administración se ha visto llena de obras para beneficiar a la ciudad, como ciclopistas, y la reciente renovación del Parque Juárez y Amalucan.

Por otro lado, Antonio Gali llegó a la gubernatura un año después con una derrota aplastante contra la candidata priista, Blanca Alcalá. Desde su periodo de campaña, Gali fue blanco de ataques por rebasar los topes de campaña, pero no fue hasta este año, que el INE presentó las pruebas.

La empresa Woonter Well se mantuvo activa durante tres años, en la que  benefició con 24.2 millones de pesos en contratos por sus servicios a autoridades estatales, municipales y partidos políticos de Puebla.

Gali habría contratado a Woonter Well como una de las proveedoras de servicios de la campaña, específicamente, para la rotulación de autobuses de pasajeros. Desde aquí, podrían haber comenzado los nexos con empresas fantasmas que más tarde se instalarían en Puebla junto con el presidente municipal.

Servicios Administrativos ASBO S.A de C.V.

Esta empresa, registrada en 2016, se habría beneficiado con al menos cinco contratos millonarios, por lo menos hasta el presente año, pues en febrero habría desaparecido junto con otras empresas fantasmas.

De acuerdo con el padrón de proveedores vigentes, con actualización al mes de abril, la empresa habría registrado como dirección la calle 25 Norte, N°406, local 201, interior 2, en la colonia Tierra y Libertad de Puebla capital. Sin embargo, hoy en día, el edificio de cuatro pisos se encuentra vacío.

 

Como socios de la empresa (Registro Público de Comercio)  se encuentran José Giovanni Díaz Vázquez, de 27 años, quien es el único administrador de la S.A de C.V., obtuvo un título como Ingeniero Mecánico con Cédula Profesional 8593861 y, actualmente, trabaja como repartidor en una pollería.

También, se encuentra Julio Baruchs Bustamante Luna, de 24 años, quien cuenta con antecedentes penales, pues, en 2013, fue detenido por elementos de la Policía Estatal mientras se encontraba robando una casa en la colonia Héroes de Puebla.

Julio Baruch Bustamante Luna

Asimismo, se encuentra a Gabriel Arturo Paredes Santiago, quien también figura como socio de las empresas: ANTIGUA ASIA, S.A. DE C.V y RIKKON S.A. DE C.V., (Empresas pendientes para las siguientes entregas de este trabajo periodístico) esta última, beneficiaria de la SEP.

Contratos de ASBO

Durante los gobiernos de Gali Fayad y Banck, se han compartido empresas fantasmas para obtener, de manera ilícita, recursos a su favor. En la primera entrega de este trabajo periodístico, se exponen cinco contratos de la empresa ASBO, por los que obtuvieron más de seis millones de pesos.

De acuerdo con los documentos que se encuentran en poder de esta casa editorial, Banck habría otorgado dos contratos, el primero de ellos con la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos.

La empresa logró ganar el contrato que competía contra otras dos empresas, y finalmente, recibió un pago de dos millones 35 mil 800 pesos por una charola forestal en bloque con 54 cavidades para el vivero Colón del municipio de Puebla. (Para visualizar el contrato de click aquí)

Asimismo, a solicitud de la Secretaría de Administración del municipio, se brindó un contrato por la adquisición de material para mantenimiento del Centro Histórico del programa Brigada Urbana en su segunda etapa, con un valor de dos millones 47 mil 75 pesos.

Una vez en el poder, Gali brindó contratos a ASBO para la adquisición de mercancía electrónica en el Instituto Tecnológico Superior de Acatlán de Osorio, mediante la Secretaría de Educación Pública (SEP) por un monto de 33 mil 366 pesos. (Para visualizar el contrato de click aquí)

Además, se compraron material, útiles y equipos de tecnologías de la información para diversas dependencias y entidades de la Administración Pública del Estado. El contrato se dio mediante la Secretaría de Finanzas y Administración por 738 mil 437 pesos. (Para visualizar el contrato de click aquí)

En junio,  la proveedora obtuvo una licitación más, por material eléctrico para distintas dependencias con un valor de 473 mil 810 pesos. El contrato se tuvo por adjudicación directa, pues, cuanto menos, tres empresas debían figurar como candidatas, pero la única invitada fue ASBO.

Para agosto de 2017, se firmaron otros dos contratos por adquisición de materiales, útiles y equipos menores de tecnologías de la información, el primero por 13 mil 193 pesos, y el segundo por un monto de 114 mil 632 pesos.

A simple vista, el total de lo recaudado entre Gali y Banck ascendería a los 6 millones 289 mil 194. Sin embargo, la cifra real es multimillonaria, misma que será desglosada en siguientes entregas.