México enfrentará las elecciones ante escenarios como una elevada informalidad laboral, por la ruptura del tejido social, pues hay falta de solidaridad y seguridad

 

Por: Diego Armando Cuautle

En épocas electorales la pobreza les conviene a los partidos políticos, es un tema que persiste en nuestro país, y en términos políticos, ésta es muy conveniente, señaló René Valdivieso Sandoval, académico del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Iberoamericana en Puebla.

Durante el Semanario de Coyuntura Político Electoral, comentó que el alto nivel de marginación que México padece, es una condición utilizada de manera electoral por parte de los institutos, ya que ésta conviene y genera votos.

“México no es la excepción, pues se ubica como uno de los países más desiguales a nivel mundial, la riqueza de ocho personas es igual a la riqueza de 3 mil 600 millones de personas y eso es inaceptable”, subrayó ante los académicos, estudiantes y medios de comunicación que se hicieron presentes.

Explicó que situaciones como el hecho de que cuatro millonarios ostenten una fortuna similar a la que tiene el 50% de la población, o que el salario mínimo sea $88 pesos diarios, han provocado que más de 9.6 millones de personas estén sumergidas en la pobreza extrema.

Valdivieso Sandoval dijo que México enfrentará las elecciones de julio próximo en un escenario, que además de la pobreza, se caracteriza por una elevada informalidad laboral, por la ruptura del tejido social, pues hay falta de solidaridad y seguridad.

Agregó que también existe un creciente número de casos de feminicidios, los cuales reflejan actos criminales y profundos desórdenes sociales, los cuales también serán asuntos que estén dentro de la agenda electoral y que sin duda los futuros candidatos manejarán de acuerdo a sus intereses.

Finalmente, comentó que con estas elecciones “llega el tiempo de la propaganda y la guerra sucia, ofertas reales e irreales”, para lo que será la mayor elección de la historia del país, con más de 13 mil cargos a elegir.