La Organización Mundial del Comercio (OMC) ha señalado hoy que, aunque está preocupada por la imposición de aranceles sobre las importaciones de acero y aluminio por parte de Estados Unidos, “aún hay tiempo” para abordar esta medida tanto fuera como dentro de la institución, y recordó que los países pueden recurrir a su sistema de resolución de disputas. El portavoz de la OMC, Dan Pruzin, señaló que la medida no entrará en vigor hasta dentro de 15 días y que también hay un proceso para aquellos países que buscan una exención, por lo que “aún hay tiempo para discutirla y aún hay tiempo para abordarla dentro de la OMC, en los consejos y comités”. “También pueden recurrir las medidas de otro país ante el sistema de resolución de disputas y llegar hasta el mecanismo de apelación, que decidirán si una medida es conforme con las reglas”, recalcó. Esta semana 18 delegaciones de países miembros expresaron en el Consejo General (máximo órgano decisorio) de la OMC su preocupación por la imposición de aranceles de Estados Unidos, que será de un 25% para las importaciones de acero y de un 10% para las de aluminio, y afectará a todos los países que los vendan a ese país, a excepción, por el momento, de Canadá y México. “Generalmente, incluso si se inicia un caso de disputa en la OMC, el primer paso es dialogar, de manera que hay tiempo para hacerlo durante el proceso de consulta e incluso una vez establecido un panel (de resolución de disputa), ambas partes siempre pueden sentarse con el fin de buscar una solución mutuamente aceptable”.

El periodo de consultas

En la OMC, el periodo de consultas para encontrar un acuerdo, es decir la fase previa a la iniciación formal de una disputa y el establecimiento de un panel, dura 60 días, pero puede ser extendido. El portavoz también aclaró que los países miembros tienen la obligación de notificar a la OMS medidas de salvaguarda, antidumping (venta por debajo del precio del mercado) o medidas compensatorias, pero aún se desconoce la base legal de la medida anunciada por Estados Unidos, de manera que no puede pronunciarse al respecto. La OMC no ha tenido que lidiar en su sistema de resolución de disputas y de apelación con un dictamen sobre medidas que se basan en la “seguridad nacional” como alega Estados Unidos en este caso para proteger su industria y los empleos estadounidenses en el sector. La seguridad nacional a escena Sí ha habido estados miembros que “han mencionado” el asunto de la seguridad nacional en el marco de una disputa o discusión, como en el caso que enfrenta a Qatar con Emiratos Unidos por el bloqueo comercial impuesto por Abu Dabi, Arabia Saudí, y Baréin a Doha. En cualquier caso, dijo Pruzin, el que haya tiempo aún para abordar la polémica medida de Estados Unidos y sistemas para denunciarla dentro de la organización.