Ignacio Badillo

Este miércoles, Alberto y Ricardo, de 53 y 21 años, respectivamente, fueron quemados vivos por pobladores de la comunidad de San Vicente Boquerón, perteneciente al municipio de Acatlán de Osorio, esto, debido a que fueron acusados de ser “robachicos”, sin embargo, a través de un comunicado, horas después, la Fiscalía General del Estado (FGE) afirmó que los linchados eran inocentes y no respondían ante los hechos que los pobladores les imputaban. Como si fuera circo romano, los mismos pobladores (alrededor de 150) observaban y grababan lo que parecía ser un espectáculo, ya que, entre gritos y gritos al unísono de “el pueblo unido jamás será vencido”, se podía observar, a través de los videos publicados en Redes Sociales, como Alberto y Ricardo, atados de los pies y con la piel ya quemada, trataban de moverse mientras eran rociados con gasolina y las llamas los envolvían para, momentos después, terminar con su vida a causa de las lesiones provocadas por el fuego.

 

LA DETENCIÓN DE ALBERTO Y RICARDO

Alberto Flores y Ricardo Flores, tío y sobrino, respectivamente, salieron de Tiaguistengo -de donde son originarios- con rumbo hacia San Vicente Boquerón, con la finalidad de comprar materiales de construcción, ya que, además de ser campesinos, también se dedicaban a la albañilería, sin embargo, una vez arribaron a la comunidad, pobladores los confundieron con dos “robachicos”, por lo que no dudaron en someterlos e intentar lincharlos. Ante tal acción, al lugar arribaron elementos de la Policía Municipal de Acatlán de Osorio, mismos que trasladaron a Alberto y Ricardo hacia la comandancia municipal para enfrentar los procesos de ley, sin embargo, pasaron por alto dar aviso a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del Estado de Puebla para que éstos activaran el protocolo y, con ello, llegar a un acuerdo con la ciudadanía a través del diálogo y la paz. Es por ello que, luego de casi 4 horas, los mismos pobladores convocaron a poco más de 150 personas, quienes se plantaron a las afueras de la comandancia para exigir les entregaran a los “delincuentes” para consumar su linchamiento y hacer justicia por propia mano.

Más tarde, se daría a conocer que, ante la agresividad y la sed incontrolable de violencia por parte de los pobladores, policías que se encontraban dentro de la comandancia, decidieron dar acceso a los pobladores para que se llevaran a Alberto y Ricardo para ser linchados. Una vez en manos de la turba enardecida, tío y sobrino fueron atados de los pies, golpeados hasta dejarlos semi inconscientes para, finalmente, ser quemados vivos. Los videos y transmisiones en vivo a través de Facebook y Twitter no se hicieron esperar, en ellos se observaba como, tratando de moverse, Alberto y Ricardo agonizan ante la algarabía de la gente, como si de un acto digno de reconocerse fuera. “Autoridades municipales no avisaron a tiempo para activar protocolo”: SSP Momentos después de consumado el linchamiento, a través de un comunicado, la SSP informó que las autoridades de Acatlán de Osorio no informaron en tiempo y forma a las autoridades estatales acerca del intento de linchamiento al mediodía, hecho por el que no pudieron llegar a tiempo para llevar a cabo un acuerdo pacífico. “Con relación a los hechos ocurridos en Acatlán de Osorio, se investigarán los horarios de los hechos, ya que la autoridad municipal no informó en tiempo para activar el protocolo”, escribió la Secretaría en su cuenta de Twitter.

 

FAMILIARES NO PUDIERON HACER NADA PARA SALVARLOS

Al mismo tiempo en que Alberto y Ricardo eran brutalmente asesinados, la esposa y madre de Alberto, así como el hermano de Ricardo, se enteraron de lo ocurrido en diferentes ubicaciones, por lo que, sin pensarlo y desde donde estaban, la esposa de Alberto y el hermano de Ricardo se trasladaron hasta el lugar de los hechos para intentar detener dicha barbarie, sin embargo, ya nada pudieron hacer por sus familiares. Por su parte la esposa de Alberto aseguró que llegó justo cuando el brutal acto acontecía, sin embargo, nada pudo hacer, debido a que fue amenazada por los mismos pobladores de que la iban a linchar también si interfería. Aseguró que sus familiares sólo iban a comprar material y que su ejecución fue injusta, por lo que pidió se haga justicia al respecto. El hermano de Ricardo y también sobrino de Alberto salía de la escuela cuando fue informado de que su hermano y tío estaban detenidos en San Vicente Boquerón, por lo que se dirigió lo más rápido posible hasta la comunidad. Llegando, se dirigió hacia la comandancia, donde -aseguró- un oficial le dijo que sus familiares ya no estaban ahí, además -dijo- le aconsejó escapara de ahí porque corría el riesgo de que también lo lincharan. Ya que la multitud decidió lincharlos a unos cuantos metros de la comandancia, el hermano llegó a donde acontecían los hechos, sólo para encontrar a su hermano y tío agonizando en sus últimos suspiros. En Tianguistengo, la madre de Alberto y abuela de Ricardo observaba una trasmisión en vivo a través de Facebook y, con toda la impotencia, sólo pudo escribir, con ayuda de un familiar, un comentario en que imploraba no les hicieran daño, aclarando que su hijo y nieto eran inocentes; sin embargo, como muchos otros, el comentario de “Charo Rodríguez” (nombre de usuario a través del que se expresó dicho comentario) sólo quedó como “uno más” un entre todos los que se generaban al momento.

IDENTIFICAN A UNO DE LOS PRINCIPALES INSTIGADORES DEL VIOLENTO HECHO

A través de una denuncia ciudadana anónima, se logró identificar a quien, antes, durante y después del linchamiento, fungió como uno de los principales instigadores de la barbarie. Se trata de César Juárez, alias el “Chicharra”, quien aparece en múltiples videos y transmisiones, en los que se le aprecia incitando a la gente a la violencia, burlándose de Alberto y Ricardo mientras eran quemados vivos, además de ser señalado por varios pobladores por amenazar a quienes no querían ser partícipes del linchamiento. Se sabe que César Juárez realiza el oficio de taquero en la comunidad de San Vicente Boquerón y, de acuerdo con vecinos de la zona, es calificado como un sujeto violento.

DETIENEN A 5 POLICÍAS MUNICIPALES DE ACATLÁN DE OSORIO POR COMPLICIDAD

El comandante Domingo Bravo Luján, así como los policías José Gabriel Valle, Joaquín Marcelo Cariño, Roberto Carlos López y Gerardo Antonio Contreras serán presentados ante la Fiscalía General del Estado por su presunta complicidad en el linchamiento de Alberto y Ricardo, esto, luego de que, se presume, dos de ellos abrieron las rejas de la comandancia para que los pobladores sustrajeran a los acusados para consumar el linchamiento quemándolos vivos, mientras que los otros tres son acusados de no detener ni intervenir durante el acto, además de omitir la alerta a la SSP para que ésta iniciara el protocolo correspondiente. La Fiscalía iniciará un proceso de investigación para determinar la responsabilidad de cada uno de los elementos y aplicar las sanciones correspondientes.

LINCHAMIENTOS, UNA “TENDENCIA” A LO LARGO DE 2018 EN PUEBLA

Al cabo de 8 meses correspondientes al año en curso, se han reportado diversos casos de linchamiento en el Estado de Puebla, en los que se observa como una constante que los pobladores de diferentes comunidades hagan justicia por propia mano y decidan acabar con la vida de quienes consideren como un peligro para la tranquilidad de sus vecinos. A lo largo de este 2018, municipios como Libres, Orienta, Tlacotepec de Benito Juárez, Yehualtepec, Juan C. Bonilla, San Martín Texmelucan, Acatlán de Osorio, entre muchos otros, han reportado casos de linchamientos, en los cuales, se ve una clara tendencia a quemarlos vivos después de haber sido brutalmente golpeados. Ante tal conducta, instancias como la SSP se han visto obligadas a implementar protocolos de seguridad para evitar que las personas hagan justicia por su propia mano, sin embargo, como se evidenció en este caso, no siempre resulta efectivo.

LA POSTURA DE LA SSP DESPUÉS DEL LINCHAMIENTO

Este jueves, el titular de la Secretaria de Seguridad Pública (SSP), Jesús Morales Rodríguez, aseguró que irán en contra de quienes cometieron el brutal acto de quemar vivos a dos inocentes, asimismo, dijo que ya analizan los videos que circulan en redes sociales para identificar a más sujetos que fueron partícipes y cómplices del linchamiento. También, refirió que, en lo que va de 2018, han ocurrido 15 linchamientos, así como se han atendido oportunamente 146 intentos de linchamientos, donde se ha logrado el rescate de 201 personas, que, de no haber intervenido, habrían muerto a manos de los pobladores de diferentes comunidades. Sin embargo, recalcó que las autoridades de Acatlán avisaron casi cuatro horas después, por lo que imposible activar los protocolos de emergencia para intentar salvaguardar a los detenidos.

COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS INTERVIENE

A través de Redes Sociales, la Comisión de Derechos Humanos (CDH) del Estado de Puebla se pronunció al respecto de los dos campesinos linchados, por lo cual, escribió lo siguiente: “Ante los hechos ocurridos en Acatlán de Osorio, iniciamos de oficio las investigaciones. Rechazamos todo acto de violencia y hacemos un exhorto a la ciudadanía a respetar el marco legal, por lo que a través de esta vía debe ser castigado quien cometa algún ilícito”. Se espera que en próximos días se den a conocer más nombres de quienes participaron en el linchamiento.