La dependencia especifica que el 3 de noviembre termina el plazo para que Emilio Lozoya presente las pruebas que ha ofrecido a un juez de control que lleva el caso en su contra

Expansión Política

La Fiscalía General de la República (FGR) informó que el proceso en contra de Emilio Lozoya se mantiene vigente y destaca que se tiene un plazo hasta el 3 de noviembre próximo para que el exdirector de Pemex entregue dicha información.

“Emilio “L” sigue siendo procesado y los tiempos que se le han dado para aportar las pruebas terminan en fecha 3 de noviembre, según el acuerdo del Juez de Control del Reclusorio Norte, que lleva el caso”, se le en un comunicado.

La comunicación se emite horas después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a la dependencia reportar sobre el caso de Lozoya; la institución precisió los detalles de la investigación.

La FGR destacó que el proceso contra Lozoya y contra quienes presuntamente recibieron sobornos en el caso Odebrecht y la reforma energética continuarán con transparencia.

“Los procesos en contra del acusado y de quienes recibieron los sobornos continuarán con la transparencia que se ha llevado en este caso y que fue dada a conocer públicamente a todos los medios por esta Fiscalía, el 6 de enero de 2021”, refiere.

El fin de semana, la fotografía del exdirector de Pemex causó polémica, luego de que la periodista Lourdes Mendoza, compartiera en su cuenta de Twitter fotografías de Lozoya que ella misma tomó en un restaurante de Las Lomas.

Esta mañana el presidente explicó que Lozoya está recibiendo un “trato especial” porque aportará datos de la corrupción que se produjo en el sexenio anterior y en el de Felipe Calderón.

“Lo de Odebrecht él lo dio a conocer, de cómo a cambio de contratos, Odebrecht entregó dinero para campañas políticas y también cómo, y eso es muy importante, la reforma energética la aprobaron los legisladores porque recibieron sobornos, qué legisladores los del bloque conservador”, agregó el presidente.

Lozoya buscó apegarse al criterio de oportunidad, por lo que presentó una denuncia de hechos en la que involucró a exlegisladores y exsecretarios. Debido a esta figura legal, Lozoya puede permanecer en libertad mientras se encuentre bajo proceso utilizando un brazalete de localización satelital, pero no puede no abandonar la zona del Valle de México.

Hasta el momento Lozoya y sus abogados han conseguido aplazamientos de las audiencias para el cierre de la investigación complementaria por los procesos que la FGR lleva en su contra por los casos Agronitrogenados y Odebrecht.

El juez autorizó una prórroga para noviembre para el cierre de la investigación complementaria y ordenó a las partes llegar a un acuerdo para evitar ir a juicio. No obstante, de acuerdo con el Código Nacional de Procedimientos Penales, la investigación complementaria tiene un máximo de seis meses para concluirse.