Tras nueve días de agonía, Aristides López Ramírez falleció por un impacto de bala en la cabeza

Ignacio Badillo

La noche de este lunes, personal de Fiscalía General del Estado acudió al Hospital de Traumatología y Ortopedia del IMSS de la capital poblana para realizar el levantamiento del cadáver de Aristides López Ramírez, un joven de 23 años de edad y quien era estudiante de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), mismo que, el pasado 28 de julio, recibió un balazo en la cabeza en lo que pretendía ser un asalto. Los hechos ocurrieron la noche del citado día, cuando Aristides y sus padres viajaban sobre la carretera federal a Xalapa, a escasos kilómetros de San Salvador El Seco, a bordo de una camioneta GMC Acadia, cuando una patrulla falsa intentaba detenerlos, al percatarse de que no era una unidad oficial y que podría tratarse de un asalto, el padre del hoy occiso le indicó a Aristides que no se detuviera, ante lo cual, el aceleró, hecho que provocó que los sujetos a bordo de la pseudopatrulla dispararan en contra de la camioneta. Desafortunadamente, una de las balas se alojó en la cabeza del estudiante, sin embargo, no falleció al instante. Sus padres los trasladaron por sus propios medios a una clínica de San Salvador El Seco, donde lo estabilizaron y trasladaron al hospital de Traumatología y Ortopedia del IMSS en Puebla Capital. Sin embargo, luego de nueve días de agonía, el joven falleció, producto del balazo que recibió. El caso cuenta con la carpeta de investigación 11981/2018 y, hasta el momento, no hay rastro ni conocimiento del o los culpables.