Los tiempos han cambiado en el estado de Puebla; asaltos, robos, muertes se han generado dado por actos totalmente reprobables en el estado.

Habitantes, salen con el miedo de ser atacados por estas personas que en lugar de buscar trabajo prefieren dañarlas para quitarles sus pertenencias, puesto que del diario se registran asaltos de todo tipo de gravedad, desde un simple quite de cosas hasta ocasionar muertes o dañar físicamente a las personas.

El gobernador del estado José Antonio Gali Fayad parece no importarle estos problemas que son realmente serios en el estado,  se le está dando más importancia a la estética en cuestión de imagen visual y no dentro de la comunidad.

La comunidad no está en contra de que se realicen cambios de imagen a la ciudad para atraer turismo sino que está en total disgusto por el incremento impresionante de delincuencia que hay en todo el estado.

En lo que va del año, Puebla se sitúa en los primeros cinco estados con mayor inseguridad en todo el país lo que ha generado que un 70 % de la población salga a las calles con miedo según la Encuesta Nacional de Victamización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE).

Eduardo Romero