Pese a que el estado pasó a semáforo naranja, la ciudad sigue en rojo

Carolyne Rodríguez/@carolyne_rb

Pese a que el semáforo epidemiológico nacional regresó a Puebla a color amarillo en casos de coronavirus, la entidad se mantendrá en rojo, aseguró el gobernador Miguel Barbosa Huerta.

En entrevista, el mandatario estatal agradeció al Gobierno federal la consideración, pero también dijo que es realista; sostuvo que a pesar de que digan que están en amarillo, no se va a soltar toda la disciplina social, al mismo tiempo insistió que se continúa en rojo en la ciudad de Puebla.

Destacó que la capital, donde se concentra el 71 por ciento de los contagios, está en color rojo, así mismo indicó que la tercera ola de Covid-19 fue muy virulenta y su remedio fue la inoculación, porque el comportamiento social no lo fue, y se ha ido reflejando en la curva, va en descenso, bajó el número de hospitalizados, hay menos de 900.