Infobae

La norma que permite la salida del Reino Unido de la Unión Europea ahora pasa a la Cámara de los Lores

La Cámara de los Comunes aprobó hoy en tercera lectura el proyecto de ley del Brexit, la norma que traspasará el cuerpo legal de la Unión Europea (UE) al Reino Unido, a la Cámara de los Lores.

Por 324 votos a favor y 295 en contra, los diputados de la Cámara Baja aprobaron el texto que presentó en julio ante el Parlamento el Gobierno de la primera ministra británica, la conservadora Theresa May.

La Cámara de los Lores, donde el partido de May no cuenta con mayoría, debatirá el proyecto de ley a partir de finales de enero y podría introducir modificaciones que obligarían a los Comunes a evaluar de nuevo la norma.

El texto aprobado hoy incluye la enmienda que se vio forzado a admitir el Gobierno cuando once diputados “tories” se rebelaron contra la disciplina de partido en diciembre. Esa cláusula obliga al Ejecutivo a someter a votación en el Parlamento el acuerdo sobre los términos de salida de la UE con Bruselas.

Las presiones internas forzaron asimismo a May a modificar el proyecto de ley para especificar que la fecha prevista para el Brexit, el 29 de marzo de 2019, puede modificarse si se producen “circunstancias excepcionales”.

El ministro británico para la salida de la UE, David Davis, consideró una “ocasión histórica” la aprobación del proyecto de ley en los Comunes. “Esta ley es esencial para preparar al país de cara al hito que representa la salida de la Unión Europea. (La norma) Asegura que desde el primer día tendremos una legislación que funciona, lo que permitirá acometer la salida (de la UE) suave y ordenada que desean los ciudadanos y las empresas británicas”, dijo Davis.

El ministro, que lidera el equipo negociador de Londres en el diálogo con Bruselas, expresó asimismo que espera que la Cámara de los Lores evalúe la ley “de la misma manera constructiva” como lo han hecho, en su opinión, los Comunes. El portavoz del Partido Laborista para el Brexit, Keir Starmer, lamentó por su parte que los conservadores no hayan respaldado una sola enmienda de la oposición.

“Hemos estado hablando contra un muro de ladrillos. El Gobierno no ha aceptado ninguno de los puntos que ha presentado la oposición. Concedieron cierto terreno a su propio partido, pero no han tomado en serio nuestros argumentos”, lamentó Starmer. “Sencillamente han rechazado de forma robótica todas las enmiendas”, criticó el portavoz laborista.

Entre otras propuestas, la Cámara Baja rechazó hoy una enmienda del Partido Liberaldemócrata que pedía revocar el Brexit, en caso de que el Parlamento vote en contra del futuro acuerdo con Bruselas. Tampoco se aprobó una enmienda laborista dirigida a limitar el poder que tendrá el Gobierno para modificar la legislación comunitaria que se trasladará al Reino Unido sin necesidad de pasar por el Parlamento.