Redacción

Se estima que el 70 por ciento de los casos de cáncer que se desarrollarán en los próximos años corresponderá a países en vías de desarrollo, como México. En la lucha contra esta patología, cuyo escenario es cada más complejo, la BUAP proyecta crear un centro de radioterapia avanzada, con las mejores técnicas y tecnologías que hay en el mundo. Con este objetivo, entre otros, los hospitales universitarios de Puebla y de Ginebra, Suiza, suscribieron un Memorándum de Entendimiento, en noviembre de 2017.

En la lucha contra el cáncer hay cifras drásticas. Con el crecimiento y envejecimiento de la población, su incidencia aumentará de 15 a 17 millones de nuevos pacientes en el mundo hacia 2035. En Puebla, alrededor de 300 mil habitantes padecen este mal, para el cual sólo hay cinco centros de radioterapia en el estado, los cuales igualmente atienden poblaciones de Oaxaca, Tlaxcala, Guerrero, Tabasco y Chiapas.

De acuerdo con especialistas se requiere un equipo de radioterapia, tecnología basada en radiaciones ionizantes para tratar y detectar cáncer, por cada 250 mil habitantes; es decir, cuatro equipos por millón. “Si se considera sólo a la población de Puebla se necesitarían 25 equipos. En cambio sólo hay cinco, de los cuales sólo uno es moderno y capaz de administrar radioterapia avanzada”, afirmó la especialista en Física Médica de la BUAP, Eva Medel Báez.

Aunque hoy la necesidad es grande, lo expuesto corresponde a un escenario que se hará más complejo. “De todos estos millones de personas que tendrán cáncer, hay estudios que indican que 70 por ciento de los casos corresponderán a países en vías de desarrollo, como México, porque los desarrollados ya han tomado medidas para detectarlo a tiempo y evitarlo -40 por ciento de los cánceres se pueden prevenir- “, comentó.

Consciente de esta problemática de salud pública, la BUAP apuesta por la creación de un centro de radioterapia avanzada, no sólo para aplicarla, sino para proporcionar tratamientos con las mejores técnicas y tecnologías que existen en el mundo, puntualizó Medel Báez. Se busca estar a la vanguardia de la radioterapia, “tecnología de aceleradores de partículas que brinda la posibilidad de conocer en todo momento y con exactitud la ubicación del tumor para atacarlo y proteger lo más posible las células sanas contiguas”. Sin embargo, consideró la especialista, además de esta estrategia la información es necesaria. “Hoy la gente se interesa más y eso es importante, pero se requieren mayor capacitación en las instituciones y más campañas de prevención. Justo este es el objetivo del Día Internacional de la Lucha Contra el Cáncer: expresar y cuestionar qué se necesita para hacerle frente”.

Ubicar la radioterapia de la región a la vanguardia internacional

 

En noviembre de 2017, los hospitales universitarios de Puebla y de Ginebra, Suiza, establecieron un Memorándum de Entendimiento para conjuntar esfuerzos y experiencias en la lucha contra el cáncer. El proyecto de creación de un centro de radioterapia avanzada en el Hospital Universitario de Puebla (HUP) está enmarcado en este acuerdo.

Medel Báez precisó que el principal objetivo de la colaboración, además de fortalecer la investigación sobre cáncer en la BUAP, es ayudar a jóvenes oncólogos y físicos médicos a mejorar su formación de posgrado en el campo de la radioterapia (entrenamiento avanzado de 3 a 6 meses), en la división de radio-oncología del Hospital Universitario de Ginebra (HUG). Aunque este acuerdo, signado por el Rector Alfonso Esparza Ortiz y el representante del nosocomio europeo, Raymond Miralbell, formaliza las relaciones entre ambas instituciones, desde hace más de una década hubo acercamientos.  Medel Báez relató que el interés surgió por la calidad de los proyectos en Física de Altas Energías que realiza la BUAP en el Gran Colisionador de Hadrones, en el CERN.