El alcalde de oposición, cuya elección fue invalidada por este fallo, Ekrem Imamoglu, condenó la decisión del máximo órgano electoral y la calificó como una “traición”

Infobae

La autoridad electoral en Turquía ordenó el lunes una nueva elección municipal en Estambul, accediendo a una demanda del partido del presidente Recep Tayyip Erdogan, que protestó la victoria de la oposición en las elecciones de finales de marzo. El alcalde de oposición cuya elección fue invalidada por este fallo, Ekrem Imamoglu, condenó la decisión del máximo órgano electoral y la calificó como una “traición”. Esta decisión puede reforzar las acusaciones de una deriva autoritaria contra Erdogan cuyo partido islámico y conservador, AKP, reclamaba repetir la votación al denunciar “irregularidades” que a su criterio empañaron la elección del 31 de marzo. “Las elecciones en Estambul volverán a realizarse”, celebró en Twitter el representante del AKP ante la autoridad electoral, Recep Ozel.

 La decisión de anular la elección anterior y ordenar una nueva fue tomada en una reunión del ente electoral YSK en Ankara para examinar un “recurso extraordinario” contra los resultados presentados por el AKP a mediados de abril, según indicó la agencia estatal Anadolu. La nueva elección será el 23 de junio, indicó la Autoridad Electoral YSK en un comunicado. En las elecciones del 31 de marzo, el candidato de varios partidos opositores, Ekrem Imamoglu, derrotó al del AKP, el ex primer ministro Binali Yildirim, con menos de 13.000 de ventaja, una diferencia ínfima en relación a la escala de la megalópolis turca. El AKP de Erdogan también perdió la capital Ankara, un desaire justificado principalmente por la tormenta económica que sacude al país, con la primera recesión en 10 años, una inflación de 20% y una moneda que se devalúa.